Familia > Adulto mayor

Cómo enfrentar el maltrato y detenerlo

Autor:
Dra. Margarita Pineda. Geriatra
Revisado por:
Palabras clave:
maltrato, vejez, víctima, abandono
Publicado:
6/21/2017 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Adulto mayor
lunes, 18 de diciembre de 2017
166
miércoles, 09 de mayo de 2018
No


El maltrato es un problema que puede presentarse en cualquier etapa de la vida, generalmente en personas vulnerables por lo que está relacionado con el género, edad y condición física. En los adultos mayores, el maltrato impacta de inmediato su salud física y emocional, empeorando cualquier condición que la persona ya padezca. Debemos aprender a reconocerlo para prevenirlo y ponerle fin.

¿Qué es el maltrato hacia las personas mayores?

Es un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza. Este tipo de violencia constituye una violación de los derechos humanos e incluye el maltrato físico, sexual, psicológico o emocional; la violencia por razones económicas o materiales, el abandono, la negligencia y el menoscabo grave de dignidad y la falta de respeto.

En muchas partes del mundo el maltrato hacia las personas mayores pasa casi inadvertido y en El Salvador no es la excepción. Hasta hace poco, este grave problema social se ocultaba a la vista del público y se consideraba como un asunto esencialmente privado.

Las estadísticas sobre el maltrato en la vejez son datos alejados de la realidad, debido a que la mayoría de los adultos mayores que lo viven, no lo denuncian por distintas razones: no aceptan que están siendo maltratados, tienen temor a las represalias; pues es el único familiar con el que cuentan; creen que es temporal; no quieren que su familiar o cuidador vaya a la cárcel; desconocen a qué autoridad deben dirigirse o su condición física o cognitiva no le permiten realizar una denuncia.

¿Cuáles son los tipos de maltrato?

A continuación te detallamos algunos tipo de violencia que puede sufrir la persona.

  • Físico: Es el uso de fuerzas físicas no accidentales. Es la forma más obvia y fácil de definir pero una de las menos comunes. Se pueden apreciar por la existencia de heridas, golpes, bofetones, golpes con objetos contundentes, etc. En general se relaciona más con las características del abusador y no tanto del abusado.
  • Sexual: Cualquier contacto sexual no consentido. Por ejemplo: Lastimar, insultar, obligarlo a participar en acciones de tipo sexual o no permitir el uso de protección.
  • Verbal: Frases ofensivas son el común denominador de cualquier diálogo, estamos frente a un problema de violencia verbal. Depende en gran medida de las malas relaciones interpersonales previas a la situación mórbida actual. Se asocia con depresión y ansiedad de los cuidadores. Por ejemplo la agresión verbal crónica, los insultos repetidos y las amenazas.
  • Psicológico: Intimidación verbal, humillación y la infantilización de la persona. En general ocurre junto a otras formas de abuso.
  • Financiero: Es la forma inapropiada o ilegal de hacer uso de su dinero, propiedades y bienes personales; es quizás la forma más común de maltrato.
  • Abandono: Es la de privación de las necesidades básicas de servicios como comida, medicamentos, transferencia al baño, aseo personal, acceso a la salud y otras.
  • Maltrato estructural: Ocurre cuando no se han generado las condiciones para la adecuada satisfacción de las necesidades básicas de las personas, afectando el ejercicio de los derechos humanos y ciudadanos.

Razones por las que los adultos mayores no denuncian al agresor

Por lo general, este problema se oculta y las víctimas son cómplices al permitir que este ciclo de violencia continúe, dejando al agresor en la impunidad. Algunos de los motivos por lo que esto sucede son los siguientes:

  • Por deseo de proteger al agresor de las consecuencias de sus actos.
  • No lo consideran necesario.
  • Por amenaza de llevarlos a hogares o residencias sustitutas.
  • Por vergüenza, miedo y deshonra.
  • Por una percepción errónea que hace visualizar como normal el maltrato recibido.
  • Por déficit cognitivos y sensoriales (demencia).
  • Por encontrarse en situación de dependencia. Esto es, no valerse por sí mismo.
  • Por la pérdida de su autonomía.
  • Por desinformación.
  • Por soledad, aislamiento y falta de apoyo de redes y apoyo de familiares y amigos.

Existen algunas señales que nos pueden indicar si existe abuso o violencia en una persona de la tercera edad, ya sea en su hogar o en un establecimiento de atención a las personas mayores como por ejemplo:

  • Tiene dificultades para dormir
  • Aparenta estar deprimida o confundida
  • Pierde peso sin razón
  • Actúa de manera agitada o violenta
  • Se vuelve retraída
  • Deja de participar en actividades que disfrutaba anteriormente
  • Tiene moretones, quemaduras o cicatrices inexplicables en el cuerpo
  • Se ve desarreglada, con el pelo sin lavar y la ropa sucia

Sin embargo existen varias alternativas para enfrentar y prevenir este tipo de conductas:

Como profesional o cuidador:

  • Obtener información que me permita identificar los diferentes tipos de maltrato y sus consecuencias en los adultos mayores con los que trabajo o convivo.

  • Auto monitorear mi comportamiento, debido a que todos podemos ser víctimas o victimarios.

  • Buscar capacitación para brindar una mejor atención al adulto mayor y no caer en acciones de tratos inadecuados.

  • Ampliar y fortalecer mis redes de apoyo formales como asociaciones, instituciones públicas o privadas especializados en violencia, que me apoyen en acciones de prevención o tratamiento para personas que sufren algún tipo de maltrato.

  • Identificar grupos de autoayuda a los que pueda canalizar al adulto mayor y su familia para orientación.

  • Conocer las instancias legales así como los procedimientos para acciones de tipo jurídico (Procuraduría General de la República, Fiscalía, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, entre otras).

Como adulto mayor:

  • Obtener información sobre el maltrato e identificar las consecuencias para mi salud emocional y física.

  • Buscar orientación con el personal de salud (médico, trabajadora social, psicóloga, abogado), sobre los servicios especializados que existen.

  • Involucrarse en un programa de envejecimiento activo, que incluya cuidado de la salud, aspectos emocionales y cognitivos, realizar actividades físicas y de recreación, que en conjunto favorezcan una integración social.

  • Comprometerse en realizar acciones para mejorar su autocuidado.

Se ha demostrado que una persona independiente (física, emocional y económicamente) tiene menor riesgo de sufrir maltrato o de ejercerlo.

Se recomienda que el primer apoyo que se reciba sea el psicológico, para trabajar el sentimiento de culpa que suele presentarse en estas situaciones y que dificulta el proceso de denuncia o se cierre el ciclo de violencia que en ocasiones lleva décadas de ejercerse.

Cuestionario para identificar si eres víctima de violencia.

¿Estoy siendo maltratado?

Conteste las siguientes preguntas de forma honesta y objetiva:

  1. ¿Ha sufrido algún tipo de lesión provocada por alguien cercano?
  2. ¿Le han obligado a permanecer encerrado en casa?
  3. ¿Ha dejado de realizar actividades que le gustaban por miedo a alguien?
  4. ¿Ha sentido que nadie lo quiere a su alrededor?
  5. ¿Las personas que viven con usted lo menosprecian o insultan?
  6. ¿Se burlan de sus sentimientos o creencias?
  7. ¿Le han dicho que usted causa muchos problemas?
  8. ¿Lo han obligado a realizar actos sexuales?
  9. ¿Lo han obligado a oír o ver actos sexuales?
  10. ¿Siente temor cuando alguien se le acerca y le toca?
  11. ¿Las personas cercanas a usted no le apoyan en sus necesidades básicas: comida, atención médica, vestido, higiene y vivienda?
  12. ¿Han olvidado proporcionarle sus medicamentos?
  13. ¿Se siente triste y solo la mayor parte del tiempo?
  14. ¿Otra persona maneja su dinero (cobro de pensión, tarjeta del banco o ahorros) y usted no sabe cómo y en qué se gasta?
  15. ¿Las personas con las que vive acostumbran pedirle dinero y no se lo devuelven?
  16. ¿Le han obligado a ceder sus posesiones?
  17. ¿Le han complicado la prestación de un servicio institucional por ser adulto mayor?

¡CUIDADO!

Si contestó afirmativamente alguna de estas preguntas puede estar sufriendo maltrato. Solicite orientación.

Si sospechas que algún familiar o amigo está siendo víctima de maltrato​ puedes referirlo a geronto-geriatría de la Unidad Médica Atlacatl, del ISSS. 

Referencias:​

INAPAM. Prevención del maltrato hacia las personas mayores. Dirección de Atención Geriátrica. Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores. Fecha de publicación: 11 de agosto de 2016.

 



Cómo enfrentar el maltrato y detenerlo

 Te puede interesar

 

 

Consejos y cuidados tras cirugía de prótesis de rodillaLicda. Cecilia de Quintanilla. Enfermera - Maestra en Investigación La prótesis de rodilla es un procedimiento quirúrgico donde se retira la parte dañada de la articulación y se reemplaza por una artificial con el objetivo de aliviar el dolor y ...
Como jugar no te enojes (parchís)Fonbuena N.Aprende este juego y ejercita las siguientes habilidades; motricidad fina, atención visual, cálculo, resolución, básica de problemas.
La hipertensión arterial en el adulto mayorLic. Tirso Tamayo. Educador en salud – GerontólogoToda persona que maneja cifras de presión arterial por encima de 140/90 debe ser diagnosticada como hipertensa, sin importar la edad que tenga.