Familia > Adulto mayor

Un plato saludable para el adulto mayor

Autor:
Dr. Ignacio Paniagua Médico Internista
Revisado por:
Palabras clave:
nutrición, estreñimiento, alimentación, hidratación
Publicado:
1/20/2017 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Adulto mayor
lunes, 18 de diciembre de 2017
160
miércoles, 09 de mayo de 2018
No

​​​​

A lo largo de la etapa de vida del adulto mayor, el organismo experimenta una serie de cambios metabólicos, entre ellos, los de peso, talla, niveles de agua en el cuerpo y la capacidad de absorber nutrientes de los alimentos.

Las personas mayores necesitan una dieta balanceada en carbohidratos, grasa, proteínas y agua, que permitan a su cuerpo funcionar adecuadamente y prevenir los factores de riesgo asociados a enfermedades crónicas.

La nutrición es primordial en esta etapa de la vida para contribuir a la buena salud de la persona. Los alimentos tienen que ser seleccionados no solamente por su presentación, sino por su contenido calórico y tomando en cuenta el peso del adulto mayor. Es muy importante consultar c​on el especialista en nutrición, quien luego de realizar el estudió respectivo, escogerá aquellos alimentos más convenientes según el caso de cada persona.

La dieta debe combinar alimentos que contengan carbohidratos, grasas y proteínas, además, de comida rica en fibra para una buena digestión, como verduras y frutas. De esta manera, dependiendo del balance de alimentos que se ingiera, así se experimentará una sensación de bienestar, o por el contrario de malestar.​​​

Consciente de la importancia de brindar una atención especializada en el adulto mayor, el Seguro Social, a través de la Sección de Atención Primaria en Salud, elaboró un documento llamado: Recomendaciones en Intervenciones de Promoción y Educación en Salud (Recipes), el cual establece lineamientos para el cuidado del adulto mayor. A continuación, se presentan una serie de consejos prácticos a tomar en cuenta para mantener una alimentación sana y adecuada al natural proceso de esta etapa de vida:

Consejos para mantener una alimentación sana

  1. Se debe incluir siempre en la comida diaria, una ración de frutas, verduras, cereales y legumbres, estos alimentos proveen de defensas al organismo.
  2. Los alimentos deben prepararse cocidos o asados, evitando los fritos; de preferencia, que hayan sido cocinados al vapor, horneados o hervidos.
  3. La sal y azúcar deben consumirse con moderación.
  4. Ingerir de 6 a 8 vasos de agua en 24 horas para una hidratación adecuada y así evitar el estreñimiento. Utilice agua fresca procedente de una fuente segura para cocinar y lavar los alimentos. Beba agua en los intervalos de las comidas, 6 a 8 vasos en el día.
  5. Consuma leche y sus derivados descremados. Se recomienda la leche descremada y quesos bajos en grasas como el requesón. Prefiera las carnes blancas, pescado, pollo, etc.
  6. Aumentar la cantidad de fibra en su alimentación.
  7. Huevos: Consuma 1 a 2 huevos en la semana.
  8. Coma en lo posible 4 comidas al día.
  9. Disminuya el consumo de té y café, porque alteran el sueño y son diuréticos, es decir contribuyen a la deshidratación, en especial cuando se toma poco líquido.
  10. Disminuya el alcohol: Si toma bebidas alcohólicas, disminuya su consumo a no más de una copa de vino tinto al día. El alcohol modifica el efecto de los medicamentos, aumenta el riesgo de accidentes, caídas y fracturas y eleva la presión sanguínea.

EL PLATO PARA COMER SALUDABLE

 

El Plato para Comer Saludable, creado por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/

Manteniendo una alimentación equilibrada

Para mantener el cuerpo debidamente hidratado, el adulto mayor debe ingerir de 6 a 8 vasos de agua al día, sobre todo durante la comida. De esta forma, se evita el estreñimiento y los riesgos inherentes ante una posible deshidratación.

Puede consumir leche y derivados, siempre y cuando estos sean descremados; principalmente se recomienda los quesos bajos en grasas. Igualmente, deben preferirse las carnes blancas, es decir, pollo y pescado.

Si presenta problemas con los dientes, los alimentos a ingerir deben ser blandos o estar licuados, pueden ser purés, jugos, carne molida o picada y verduras ralladas o cocidas. En este caso, debe comer lento y masticar adecuadamente.

Entre los alimentos que deben minimizar su consumo están el huevo, el café y el alcohol, entre otros.

Recuerde que una alimentación variada es vital para mantener una buena salud, dado que contribuye a mantenerse activo y previene enfermedades. El ISSS mantiene sus programas dedicados a proporcionar una atención de calidad a los adultos mayores y contribuir a mejorar su calidad de vida.

"La salud está basada en lo que comemos y en la forma en cómo lo comemos”



Un plato saludable para el adulto mayor

 Te puede interesar

 

 

Consejos y cuidados tras cirugía de prótesis de rodillaLicda. Cecilia de Quintanilla. Enfermera - Maestra en Investigación La prótesis de rodilla es un procedimiento quirúrgico donde se retira la parte dañada de la articulación y se reemplaza por una artificial con el objetivo de aliviar el dolor y ...
La sexualidad en el adulto mayorLic. Tirso Tamayo. Educador en salud – GerontólogoLa sexualidad en la persona adulta mayor no es solamente el coito. Incluye aproximarse, tocar, tener intimidad emocional, darse compañía, etc. Es una parte importante y siempre...
La hipertensión arterial en el adulto mayorLic. Tirso Tamayo. Educador en salud – GerontólogoToda persona que maneja cifras de presión arterial por encima de 140/90 debe ser diagnosticada como hipertensa, sin importar la edad que tenga.