Qué es la Osteoporosis y cómo prevenirla

Familia > adulto-mayor
Escrito por:
Dr. Víctor Manuel Campos Madrid. Médico familiar
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Departamento Atención en Salud
Publicado:
7/13/2021 6:00:00 AM
Palabras claves:
Adulto mayor, hueso compacto, hueso esponjoso, perdida ósea, caída, fractura, dieta, ejercicio, fármacos
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:adulto-mayor
martes, 13 de julio de 2021
434
martes, 13 de julio de 2021
No

​​​​​​ ​

Al escuchar el término osteoporosis muchos lo solemos relacionar inmediatamente con adultos mayores, pudiéndola definir en términos sencillos esta enfermedad como un adelgazamiento de los huesos.

​Los huesos se componen de proteína, colágeno y calcio y existen dos: Compacto y esponjoso. El hueso compacto (también denominado cortical) se encuentra en la parte exterior siendo sólido y duro. El hueso esponjoso (que también se llama trabecular) se encuentra en el interior y está lleno de agujeros diminutos, igual que una esponja o panal. Cuando se presenta la osteoporosis, los huecos del panal se hacen más grandes, lo cual ocasiona un adelgazamiento de la capa externa que en consecuencia vuelve más débil al hueso, exponiéndolo a que se pueda fracturar con una mayor facilidad.​​

imagen con dos huesos  el de la izquierda normal, el de la derecha con osteoporosisUso de esteroides mayor de 3 meses.

¿Cómo puedo saber si tengo osteoporosis?​

Puede suceder que usted no sepa que padece osteoporosis hasta que un esfuerzo brusco, un golpe o una caída hacen que un hueso se fracture, siendo la manifestación más aparatosa. O también puede suceder que su estatura comience a reducirse o que aparezca dolor intenso de espalda con o sin lordosis (desviación en la curvatura normal de la columna vertebral), a medida que las vértebras se debilitan y se empujan unas contra otras. Para evitar llegar a este punto lo ideal es someterse después de los 60 años a una sencilla prueba llamada densitometría ósea, mucho más recomendable en aquellas personas con los factores de riesgo que antes describimos. Es segura, indolora y nos brinda datos confiables para saber si Usted padece o no de osteoporosis.

¿Cómo puedo mejorar la salud de mis huesos si tengo osteoporosis?​

Esta enfermedad es tratable con dieta, ejercicio y fármacos. El consumo de calcio y la vitamina D en cantidades suficientes son básicos. Esto se logra mediante la ingesta de productos lácteos como el yogurt y el queso, además de pescado, verduras, pan y cereales. Si esto no es posible, su médico puede recomendarle comprimidos que contengan estos compuestos. Los tipos más habituales de preparados de calcio son el carbonato y el citrato cálcico. De éstos, le sugerimos si ya está en tratamiento no tomar más de 500 mg. de una vez, pues las cantidades superiores no se absorberán. Estos además deben ser tomados junto con las comidas, las cuales no deberían incluir demasiada sal, carnes rojas, café, bebidas gaseosas o alcohol, pues todos ellos pueden interrumpir la absorción del calcio. Otros medicamentos habituales para el tratamiento de este padecimiento son los bifosfatos (El más conocido y utilizado es el alendronato) y la calcitonina, las cuales deberá utilizar de acuerdo a la indicación prescrita por su médico.

El ejercicio aumenta la masa ósea antes de la menopausia y reduce el ritmo de la pérdida de hueso después de la menopausia. Los huesos son tejido vivo y el ejercicio ayuda a fortalecerlos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los adultos sanos hagan 150 minutos de ejercicio a la semana, o sea unos 30 minutos 5 días a la semana.

El ejercicio de sostenimiento del peso corporal puede ayudar a mantener fuertes los huesos. Estos ejercicios consisten en actividades que se realizan mientras la persona está de pie y requieren que los músculos y los huesos actúen en contra de la gravedad. Un ejemplo son las caminatas vigorosas. Los ejercicios que no implican el sostenimiento del peso corporal, como el yoga y pil​ates, promueven la resistencia muscular y mejoran el equilibrio y la postura, por lo que reducen el riesgo de caídas.​

Otras medidas a tomar en cuenta

  • Si no puede ver bien, hágase un examen visual y utilice los lentes que le prescriban.
  • Si tiene problemas para caminar, emplee un bastón o una andadera.
  • Coloque pasamanos en las escaleras si su casa tiene más de un nivel.
  • Lleve zapatos con suela de goma de preferencia sin tacones. Si estos tienen tacones que sean lo más bajos posibles.
  • Mantenga el suelo sin alfombras, cordones ni cables sueltos.
  • Mantenga las habitaciones bien iluminadas durante el día y no camine si no ha encendido las luces en la noche.

​Los hábitos de vida saludables reducen el riesgo de padecer osteoporosis. Hacer ejercicio con regularidad para fortalecer sus huesos y músculos, así como tener una dieta lo más sana posible, evitando cualquier tipo de excesos es de gran beneficio para la salud en general y para la prevención de esta enfermedad en particular. Confíe en su médico antes de iniciar un programa de ejercicio físico o cambiar su dieta, o cuando sospeche que algo no anda bien con sus huesos. < /p>

Referencia:

Qué es la Osteoporosis y cómo prevenirla