Cómo cuidar los dientes del bebé desde el vientre materno

Familia > Mujer
Escrito por:
Dra. Elisa Polanco de Nasser, Dra. Caty Eunice Guardado, Dr. Edwin Alexander Alvarenga
​​
Revisado por:
Dra. Ana Guadalupe Contreras de Miranda. Odontóloga
​​​
Publicado:
4/3/2019 6:00:00 AM
​​
Palabras claves:
esmalte, diente, embarazo, gingivitis, periodontitis dental, partos prematuros,

 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Mujer
miércoles, 03 de abril de 2019
279
miércoles, 10 de abril de 2019
No

​​​embarazada y bebe

​​​​​La salud materno infantil en sus distintas etapas, con énfasis en el embarazo, es hoy en día uno de los temas más relevantes para la sociedad. Un embarazo saludable y un parto seguro son los fundamentos esenciales para el desarrollo de una vida feliz y productiva de la persona.

Durante la gestación surgen una serie de cambios en el cuerpo de la embarazada. Se da un ​alto porcentaje de cambios hormonales, físicos y emocionales que determinarán una etapa crucial tanto para ella como para el futuro bebé; en donde los primeros 1000 días de vida del niño se convierten en un intervalo de oro, que comienza desde la vida intrauterina. En esta etapa en la cual se está desarrollando en el vientre podemos influenciarlo de una manera positiva o negativa de acuerdo a las costumbres o hábitos de la madre.

Culturalmente creemos que en ese periodo la mujer embarazada no puede ser atendida en un consultorio dental, es algo que debemos cambiar en nuestra sociedad, pues es un proceso en el que se ve involucrada tanto la salud de la madre como la del bebé. La orientación a los padres de familia en este periodo es crucial para una salud integral del futuro infante y una futura dentadura sana. De esta manera la gestante puede tome en cuenta una buena dieta alimenticia e higiene bucal.​​​

Diferentes estudios señalan que la mayoría de las madres no buscan tratamiento dental durante su embarazo a no ser por haber tenido algún problema, lo que favorece la aparición de diferentes afecciones bucales, caries y gingivitis, las cuales si no son tratadas a tiempo pueden ocasionar complicaciones que afectan la salud general de la gestante y a su vez la de su futuro hijo.

Anteriormente se veía separada la salud oral de la embarazada y la salud oral del bebé, aun estando en el vientre materno, pero es muy importante saber que el cuidado de la madre durante la gestación puede repercutir directamente en la salud oral del niño; por ejemplo cabe destacar que la formación de los dien​tes del desarrollo (leche), se forman en vida intrauterina por tal motivo los hábitos tanto de alimentación, así como fumar o consumir alcohol pueden repercutir directamente en la cavidad oral donde se pueden encontrar defectos en el esmalte del diente (capa externa de los dientes) manchas amarillas o marrones que se conocen como hipo mineralizaciones.

Por esta razón las futuras madres deben tomar ácido fólico 6 meses antes de quedar embarazada y así disminuir el riesgo de malformaciones de labio y paladar hendido. También evitamos enfermedades no transmisibles a futuro, como lo son: diabetes tipo 2, obesidad y caries dental.

¿Cómo cuidar los dientes de nuestro bebé estando en el vientre materno?

  1. Asistir a los controles médicos para llevar factores nutricionales adecuados.
  2. Asistir a los controles ginecológicos, para tener control adecuado del desarrollo del bebé.​
  3. La dieta de la madre es muy importante porque genéticamente los seres humanos traemos una predisposión marcada a los alimentos dulces, es decir que durante el periodo del embarazo es muy importante que la madre pueda llevar una alimentación nutritiva y en cuanto sea posible baja en azúcares, es decir que si la madre come demasiadas cosas dulces, también pre-dispondrá al bebé preferencias por este tipo de comidas, lo que puede convertirse en un factor de riesgo para el bebé, por lo que se vuelve necesario modificar estos hábitos, pues las bacterias presentes en boca se alimentan de azúcar.
  4. Asistir a controles dentales, para eliminar cualquier tipo de foco de infecciones bucales que puedan repercutir en partos prematuros y como consecuencia afectar el desarrollo dental del niño.

¿Qué pasa si no asiste a ningún control dental?

No acudir a un control dental, puede repercutir en la salud bucal de la madre, sobre todo si no tenemos una dieta adecuada y una mala higiene oral, además en la mujer embarazada hay un aumento hormonal y aumento de irrigación sanguínea, que puede conllevar a que sufra de enfermedades gingivales y periodontales. Estos pueden ser muy dañinos tanto para la salud de la madre como para el bebé. En cuanto a la enfermedad periodontal como gingivitis y periodontitis, estudios realizados reportaron una relación en complicaciones obstétricas tales como: partos prematuros (antes de las 37 semanas de gestación), bajo peso al nacer y la elevación de la presión arterial durante el embarazo (preclamsia).

Enfermedades resultantes de no asistir a controles dentales

Gingivitis: es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes. Si esto no se atiende o no se tiene u buen aseo puede avanzar y complicarse y avanzar a una periodontitis

Periodontitis: ocurre cuando se presenta inflamación o la infección de las encías (gingivitis) y no es tratada. La infección e inflamación se diseminan desde las encías (gingival) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes.​

¿Cómo la gingivitis y la periodontitis pueden perjudicar el embarazo?

Existe una relación entre infección e inflamación, en el momento en que las bacterias que actúan en la enfermedad gingival pueden viajar en la sangre produciendo una reacción local a nivel de placenta y feto que provoca contracciones uterinas a la madre y teniendo mayor riesgo de sufrir parto prematuro, restricción del crecimiento o bajo peso al nacer.​

¿Qué implicación tiene a nivel dental un parto prematuro?

Que no hay una maduración correcta de la capa más dura del diente conocida como esmalte y en el momento de erupción podemos ver dientes con manchitas o con defectos de esmalte.​ También puede dañar el diente en desarrollo, las infecciones del beé en el primer año de vida.​

Tratamientos dentales​

Por otra parte, los tratamientos dentales deben de ser incluidos y se pueden realizar sin riesgo o daño colateral en cualquier periodo del embarazo, tomando en cuenta algunas consideraciones como: náuseas, vómitos, mareos. Por comodidad de la madre, el mejor periodo para que consulte es durante el segundo trimestre. Los tratamientos más invasivos que puedan esperar, es recomendado realizarse después del parto, pero si hay tratamientos de emergencia, donde la madre exprese dolor, o cualquier otra situación dental que le incomode que no pueda esperar, deben de ser realizados en cualquier periodo del embarazo, con las debidas precauciones.

 

A medida que avanza el embarazo, debe adaptarse el sillón dental para comodidad de la embarazada ya que el tamaño del abdomen y la posición puede producir presión en el diafragma y pulmones provocando sensación de asfixia conocido como síndrome hipotensor supino. Para evitar esa sensación de desvanecimiento o asfixia desde el segundo trimestre de embarazo la posición en el sillón dental es sentada con inclinación al lado izquierdo, de preferencia se utiliza una pequeña almohada al lado derecho, para evitar la compresión de la vena cava inferior y el posible desvanecimiento.

Recomendaciones finales

  • Lleva sus controles ginecológicos durante todo el periodo embarazo.
  • Lleva controles dentales antes, durante y después del parto.
  • Ten una buena dieta nutritiva y baja en azúcares.
  • Después del parto es recomendable iniciar con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y lactancia complementaría hasta los dos años según lo indica la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Referencias

  • ​Abanto J. Primeiros mil días do bebe e saude bucal, 1st ed. Napoelao – Quintessence; Brazil, 2019.
  • Imparato J. Odontopediatria. London: Elsevier Health Sciences Brazil; 2013.
  • Ryo E. Okai T. Kosuma S, Kobayashi K. Kikuchi A. Taketani Y. Influence of compression of the inferior vena cava in the late second trimester on uterine and umbilical artery blood flow. International Journal of Gynecology & Obstetrics. 1996: 55 (3): 213-218​​​

Cómo cuidar los dientes del bebé desde el vientre materno