Calores súbitos en la menopausia

Familia > Mujer
Escrito por:
Dr. Juan José Guzmán Terán. Ginecólogo.
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe Sección Atención Primaria en Salud
Publicado:
8/19/2020 6:00:00 AM
Palabras claves:
calores, bochornos, menopausia, síntomas, hormonas, mujer
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Mujer
miércoles, 19 de agosto de 2020
362
miércoles, 19 de agosto de 2020
No

​​​

La menopausia ha sido definida por la Sociedad Internacional de Menopausia como el cese permanente de la menstruación en la mujer, suceso determinado por la disminución de la producción hormonal, consecuencia del agotamiento folicular ovárico, siendo los 50 años la edad promedio para que ocurra, con límites que oscilan entre los 42 y 56 años.

Los síntomas​ afectan severamente la calidad de vida de la mujer y se manifiesta fundamentalmente en 3 ámbitos. El psicológico, que incluye insomnio, dificultades para conciliar el sueño, ánimo disminuido, irritabilidad, sensación de tensión, ansiedad y fatigabilidad tanto física como mental. El somático, caracterizado por calores, sudoraciones inexplicadas, sensación de opresión al pecho, palpitaciones y dolores osteoarticulares y musculares. Por último, el urogenital, en el que destaca la sequedad vaginal, la incontinencia urinaria y la disfunción sexual.

La mayoría de las mujeres tienen calores (o sofocos) en algún momento antes o después de la menopausia. Estos se producen cuando caen los niveles de estrógeno. Si bien algunas mujeres no los llegan a padecer, otras los tienen muchas veces al día, suelen ser incómodos y molestos, pueden reducir la calidad del sueño y de la vida diaria. Pero no son una señal de un problema médico. Son una respuesta normal a cambios naturales en su cuerpo.

¿Cómo puedo manejar los calores?

Usted puede manejar los por medio de determinados hábitos saludables. También puede tomar medicamentos diarios. Algunas medidas ayudan a prevenir o reducir los calores, otras pueden darle alivio.

Antes de pensar en tomar un medicamento, intente primero hacer cambios en su estilo de vida.

Opciones de estilo de vida

Evite alimentos calientes

frutas

Evitar cuartos, bebidas y alimentos calientes, alcohol, cafeína, estrés excesivo y fumar. Vista con capas de ropa fabricada con materiales ligeros que permitan la transpiración, quítese una o dos capas cuando sienta calor y póngasela nuevamente cuando sienta frío.

Manténgase activa

frutas

Para disminuir el estrés y promover un sueño reparador, haga ejercicio regularmente, pero no muy cerca de la hora de dormir. La meditación, yoga, tai chi, retroalimentación, acupuntura o masaje también pueden disminuir su nivel de estrés.

Controle la respiración

frutas

Cuando este iniciando un calor, trate de respirar tranquila y lentamente, con una respiración abdominal, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Haga solo de 5 a 7 respiraciones por minuto, mucho mas lentamente de lo usual.

Intente diferentes estrategias

paletas

Use ropa de dormir ligera y que permita la transpiración. Use capas de cobijas que permitan irse removiendo fácilmente durante la noche. Manténgase fresca con un ventilador. Mantenga un paquete de hielo debajo de su almohada, y voltee su almohada con frecuencia para que su cabeza siempre repose en una superficie fría. Si se despierta durante la noche, beba agua fría. Intente diferentes técnicas para volver a dormirse, como meditación, respiración tranquila, o salga de la cama y lea hasta que vuelva a sentir sueño.

Controle su peso

paletas

Las mujeres con sobrepeso tienen más calores y sofocos, por lo que debe mantener un peso adecuado, además de hacer una rutina de ejercicios regularmente. Esto es ideal para disminuirlos y mejorar su salud en general.

Coma saludable

paletas

Evitar comidas picantes, el café y el alcohol, utilizar un abanico, ventilar las habitaciones y el usar aire acondicionado, podrían mejorar los síntomas en algunas mujeres.

Tratamiento hormonal

La TRH (Terapia de Reemplazo Hormonal) es actualmente el único tratamiento que proporciona un control eficaz de los calores o sofocaciones y muchos otros síntomas menopáusicos comunes. Ningún otro tratamiento médico ni alternativo ofrece un alivio significativamente mejor.

La terapia hormonal estabiliza los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo. Es un tratamiento muy efectivo para los calores súbitos en las mujeres que pueden usar esa terapia. Hay riesgos asociados con el uso de hormonas, incluyendo un aumento en el riesgo de ataque cardiaco, derrame cerebral, coágulos de sangre, cáncer de seno, enfermedad de la vesícula biliar y demencia.

La TRH puede ser usada por las mujeres que sufren síntomas menopáusicos significativos en la dosis eficaz más baja y durante el período más breve posible; su médico evaluará si necesita la terapia de reemplazo y la duración.

¿Cuáles son los riesgos de usar hormonas?

Algunas mujeres no deben usar hormonas para los calores súbitos. Usted no debe tomar hormonas para los síntomas de la menopausia si:

  • Ha tenido ciertos tipos de cáncer, como cáncer de seno o cáncer uterino
  • Ha sufrido un derrame cerebral o un ataque cardiaco, o tiene un fuerte historial familiar de derrames cerebrales o enfermedades cardiacas
  • Ha tenido coágulos de sangre
  • Ha tenido problemas de sangrado vaginal o tiene un trastorno hemorrágico
  • Tiene enfermedad del hígado
  • Piensa que está embarazada o podría quedar embarazada
  • Ha tenido reacciones alérgicas a los medicamentos hormonales
  • Algunos estudios sugieren un riesgo significativamente mayor de un derrame cerebral, ataques cardiacos, cáncer de seno, demencia, incontinencia urinaria y enfermedad de la vesícula biliar, en las pacientes que usan Terapia hormonal.

Tratamientos no hormonales

Las mujeres visitan a practicantes de terapias alternativas con la misma frecuencia que a los médicos familiares o ginecólogos y gastan lo mismo en terapias alternativas que en tratamientos farmacéuticos.

Las principales preocupaciones son el dispendio de recursos para la salud, la falta de eficacia de este tipo de compuestos y sus posibles efectos nocivos.

Los fitoestrógenos, tanto en forma de suplementos como en la dieta, no han mostrado resultados concluyentes, por lo que no están indicados en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

Algunos antidepresivos pueden ser efectivos para los sofocos en pacientes que no pueden tomar medicamentos hormonales.

Métodos alternativos de tratamiento

En la menopausia las intervenciones psicológicas son prácticas dirigidas a aliviar los síntomas a través de sus efectos en la conducta, la comprensión, los procesos cognitivos (memoria, creencias) o las emociones.

Las técnicas de intervención conductual incluyen la respiración rítmica (respiración lenta y profunda), la relajación muscular y la retroalimentación (Es un proceso que permite al individuo aprender el modo de modificar la actividad psicológica con el objetivo de mejorar su salud y su desempeño). 

Referencias:

  • Manejo terapéutico de la sintomatologia climatérica, Rev. Perú ginecol Obstet. 2018;64 (1)
  • Menopausia: ¿Cómo manejar los bochornos?, CIGNA, Noviembre 2019.
  • Guía de práctica clínica, Menopausia y postmenopausia, Barcelona, Mayo del 2004.
  • Calores súbitos (sofocos), ¿Qué puedo hacer?, National Institute on Anging, Junio 2017.
  • Bochornos y sudoraciones nocturnas en la menopausia.
  • Menonote, The North American Menopause Society, 2014.




Calores súbitos en la menopausia