Infecciones de las vías urinarias

Familia > Mujer
Escrito por:
Dr. Juan José Guzmán Terán. Ginecólogo.
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Sección de Atención Primaria en Salud
Publicado:
10/13/2020 6:00:00 AM
Palabras claves:
Infección, vías urinarias, riñones, mujeres, síntomas
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Mujer
martes, 13 de octubre de 2020
377
martes, 27 de octubre de 2020
No

​​​
Muchas mujeres sufren de infecciones de las vías urinarias en algún momento en la vida. Algunas de ellas presentan estas infecciones varias veces y les ocurren a menudo. La mayoría no son graves y pueden tratarse fácilmente con antibióticos para aliviar rápido los síntomas.​​ 

Una infección de las vías urinarias es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores (la vejiga y la uretra). 

Las mujeres son más propensas a contraer una infección urinaria que los hombres. La infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Sin embargo, puedes tener consecuencias graves si la infección urinaria se extiende a los riñones.

​Causas

Las infecciones urinarias suelen ocurrir cuando ingresan bacterias en las vías urinarias a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga.

  • ​Infección de la vejiga (cistitis). Por lo general, este tipo de infección urinaria es causado por la Escherichia coli (E. coli), un tipo de bacteria que se encuentra frecuentemente en el tubo gastrointestinal.​ Todas las mujeres están en riesgo de padecer cistitis debido a su anatomía; específicamente, por la corta distancia desde la uretra hasta el ano y del orificio uretral a la vejiga.
  • ​ ​Infección de la uretra (uretritis). Este tipo de infección urinaria puede ocurrir cuando las bacterias en el tubo gastrointestinal se propagan desde el ano hacia la uretra. Asimismo, debido a que la uretra femenina está cerca de la vagina, las infecciones de transmisión sexual —tales como herpes, gonorrea, clamidiosis y micoplasma—pueden causar uretritis. 

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar infecciones de las vías urinarias?

Entre los factores de riesgo de infección urinaria específicos de las mujeres se encuentran:

  • Anatomía femenina: Las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que acorta la distancia que las bacterias deben atravesar para alcanzar la vejiga.
  • Actividad sexual: Las mujeres sexualmente activas son proclives atener más infecciones urinarias que las que no lo están.
  • Ciertos tipos de anticonceptivos: Las mujeres que usan diafragmas como método anticonceptivo pueden tener un riesgo más elevado, al igual que las mujeres que usan espermicidas.
  • Menopausia: Después de la menopausia, la disminución delestrógeno circulante produce cambios en las vías urinarias que te vuelven más vulnerable a la infección.
  • Anormalidades en las vías urinarias: Los bebés que nacen con anormalidades en las vías urinarias que no permiten que la orina salga del cuerpo con normalidad o que provocan que la orina retroceda a la uretra tienen riesgo elevado de infecciones urinarias.
  • Obstrucciones en las vías urinarias: Los cálculos renales ​pueden provocar que la orina quede atrapada en la vejiga y aumentar el riesgo de infecciones urinarias.
  • Sistema inmunitario deprimido: La diabetes y otras enfermedades que deterioran el sistema inmunitario (las defensas del organismo contra los gérmenes) pueden aumentar el riesgo de infecciones urinarias.
  • Uso de catéter: Las personas que no pueden orinar por sí solas y usan un tubo (catéter) para hacerlo, tienen riesgo elevado de infecciones urinarias.
  • Procedimiento urinario reciente: La cirugía urinaria, como también un examen de las vías urinarias que comprenda el uso de instrumental médico, puede aumentar el riesgo de padecer una infección urinaria. 

¿Cuáles son los síntomas de una infección de vías urinarias?

Las infecciones de las vías urinarias no siempre causan signos y síntomas, pero cuando lo hacen, estos pueden comprender:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • O​rinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Orina de aspecto turbio
  • Orina de color rojo, rosa brillante o amarronado (un signo de sangre en la orina)
  • Orina con olor fuerte
  • Dolor pélvico en las mujeres, especialmente en el centro de la pelvis y alrededor de la zona del hueso púbico

Si las bacterias entran en los uréteres y se propagan a los riñones, los síntomas pueden ser:

  • Dolor de espalda.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Náuseas.
  • Vómito.

¿Cómo se hace el diagnóstico de Infección de vías urinarias?

Las pruebas y procedimientos utilizados para diagnosticar las infecciones urinarias comprenden:

Análisis de una muestra de orina. El médico puede pedirte una muestra de orina para evaluar los niveles de glóbulos blancos y glóbulos rojos o la presencia de bacterias mediante análisis de laboratorio. Para evitar la contaminación potencial de la muestra, te pueden indicar que primero limpies la zona genital con una compresa antiséptica y recojas la orina en la mitad de su curso.

Cultivo de las bacterias de las vías urinarias (urocultivo) en un laboratorio. Después de los análisis de laboratorio, a veces se realiza un cultivo de orina. Este análisis le revela al médico qué bacterias están causando la infección y qué medicamentos serán los más efectivos.

¿Cómo dar una muestra adecuada de orina?

Para el análisis, es importante dar una muestra limpia de orina.

  1. Abra el recipiente estéril y colóquelo al alcance de la mano (invierta la tapa para que el fondo quede hacia arriba).
  2. Separe los labios vaginales con una mano y con la otra limpie el área genital con un papel higiénico o paño limpio.
  3. Asegúrese de limpiar de adelante hacia atrás y de no tocar ni limpiar el recto.
  4. Mientras separa los labios vaginales, sostenga el recipiente con la otra mano. Orine un poco en el inodoro y eche el resto en el recipiente.

No toque el interior de la tapa ni del recipiente en ningún momento. De esta manera se asegura de que las bacterias en otras áreas y en las manos no caigan en la muestra. Si esto sucede, los resultados podrían verse afectados.

¿Cómo puedo prevenir la infección de vías urinarias?

Puedes adoptar las siguientes medidas para reducir el riesgo de infección de las vías urinarias:

medicinas

Bebe mucho líquido, especialmente agua: Beber agua ayuda a diluir la orina y garantiza que orinarás con mayor frecuencia, lo que permite expulsar las bacterias de las vías urinarias antes de que pueda comenzar la infección.


mareo

Bebe jugo de arándanos rojos: Si bien los estudios no son concluyentes sobre las propiedades del jugo de arándanos rojos para evitar las infecciones urinarias, probablemente no sea dañino.


calendario

​​Límpiate desde adelante hacia atrás: Hacerlo de esta forma después de orinar y evacuar los intestinos ayuda a evitar que las bacterias de la región anal se propaguen a la vagina y la uretra.​


reloj

Vacía la vejiga poco después de tener relaciones sexuales: También bebe un vaso lleno de agua para ayudar a expulsar las bacterias.


reloj

Evita utilizar productos femeninos potencialmente irritantes: El uso de desodorantes en aerosol u otros productos femeninos (como las duchas y los talcos) en la zona genital puede irritar la uretra.


Referencias:

  • Infecciones de las vías​ urinarias, Patient Education, ACOG.
  • Infección de las vías urinarias, Mayo Clinic, marzo 2019.

     

 



Infecciones de las vías urinarias