Cólico Infantil

Familia > Niñez
Escrito por:
Dra. Ana Valeria Mayén. Pediatra-Neonatóloga
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Departamento Atención en Salud
Publicado:
8/17/2021 6:00:00 AM
Palabras claves:
cólico, dolor, llanto
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Niñez
martes, 17 de agosto de 2021
440
miércoles, 18 de agosto de 2021
No
​​madre sostiene a bebe llorando

​​​Se calcula que hasta el 40% de todos los lactantes tienen cólicos. Los cólicos suelen aparecer entre la tercera y la sexta semana de vida y acaban cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad. Si el llanto excesivo del bebé persiste después de esta edad, la causa podría ser otro problema de salud que debe investigarse. 

¿Qué es un cólico? ​

Es el llanto que dura más de tres horas al día, durante más de tres días a la semana, en un periodo de por lo menos tres semanas. El cólico del lactante no suele tener importancia médica y acaba desapareciendo por sí solo.​​

¿Qué causa el cólico del bebé?

Lastimosamente, no existe una causa definitiva del por qué sucede. Un cólico puede significar que el niño está sensible al estímulo o no puede “auto-consolarse" ni regular su sistema nervioso (se conoce como un sistema nervioso inmaduro). A medida que vaya madurando, mejorará esta incapacidad de auto-consolarse. Algunas investigaciones sugieren que el cólico se debe al temperamento del bebé. Otras teorías establecen que ocurre cuando el alimento avanza demasiado deprisa por el sistema digestivo del bebé o cuando se digiere de forma incompleta.​​

Generalmente, este “llanto por cólico” desaparece a los tres o cuatro meses, pero puede durar hasta los seis meses de edad. Algunas veces, en los bebés lactantes, alimentados del seno materno, el cólico es una señal de sensibilidad a un alimento en la dieta de la madre. Algunas mamás identifican que les ayuda eliminar la cafeína, mientras que otras observan mejorías cuando eliminan los lácteos, la soja, mayonesa, condimentos, col, los huevos o los productos que contienen trigo. En aquellos alimentados con formula, esta incomodidad la puede ocasionar la sensibilidad a la proteína de la leche de fórmula. El comportamiento típico de los cólicos también puede ser señal de un problema médico, como una hernia o algún tipo de enfermedad (reflujo gastroesofágico, migrañas).

Siempre hay que recordar:

  • No auto medicar​ al bebé. Evite medicamentos que pueden paralizar el intestino del bebé (antiespasmódicos).
  • Los bebés con cólico del lactante tienen un reflejo de succión normal, buen apetito y tienen evacuaciones normales.
  • ​Los bebés con cólico se ven sanos, crecen bien, y tienen buena ganancia de peso a pesar del cólico.
  • No importa lo impaciente o enojada que esté por que le niño no deja de llorar, nunca debe sacudir al bebé.​​

¿Qué puedo hacer para calmar a mi bebé cuando tiene cólico?

  • Evite sobrealimentar ​a su bebé, ya que podría incomodarlo. Espere al menos de dos a tres horas partir del inicio de una alimentación y el inicio de la otra.
  • Sentarse en una mecedora con el bebé para mecerlo, pasearse llevando en brazos al bebé, probando diferentes posturas.
  • Intentar hacer eructar al bebé más a menudo durante las tomas.
  • Recostar a su bebé boca abajo sobre sus rodillas y frote suavemente su espalda. La presión contra su estómago puede ayudar a consolarlo.
  • Colocar al bebé en un columpio o en una sillita con vibración. El movimiento podría tener un efecto reconfortante sobre él.
  • Colocar al bebé en su sillita de seguridad en los asientos posteriores del carro e ir a dar un paseo. La vibración y el movimiento del carro suelen tranquilizar a los bebés.
  • Ponerle música al bebé; algunos bebés responden positivamente al sonido, aparte de al movimiento.
  • Llevar a bebé a una habitación donde esté funcionando una secadora de ropa, una máquina de ruido blanco o una aspiradora. A algunos bebés les reconforta un ruido de fondo constante y a bajo volumen.
  • Algunos bebés necesitan una reducción de la estimulación ambiental. Si su bebé es menor de dos meses, lo puede envolver en una manta y llevarlo a una habitación que esté en oscura.
Es importante reconocer que cuidar a un bebé con cólicos puede ser sumamente frustrante y agotador, por lo cual es importante cuidar también de sí mismo. No se culpe a usted ni al bebé por el llanto constante: el cólico no es culpa de nadie. Intente relajarse, y recuerde que su bebé superara esta fase.

Mientras tanto, si necesita desconectarse de los llantos del bebé, hágalo. Probablemente sus amigos o familiares puedan apoyarla cuando usted necesite tomarse un descanso. Si no puede contar inmediatamente con la ayuda de otra persona, no pasa nada si deja un rato al bebé solo en su cuna mientras usted se toma ese descanso antes de intentar consolarlo de nuevo. Si en algún momento tiene la sensación de que se quiere autolesionar o de que podría hacer daño al bebé, deje al pequeño en su cuna y pida ayuda de inmediato.

Signos de peligro

  • Fiebre mayor de 38.5°C
  • Se encuentra irritable e inconsolable
  • Llanto seguido por más de dos horas
  • Tiene diarrea o vómitos o heces con sangre
  • Menos alerta que de costumbre​

Bibliografía​​​

Cólico Infantil