Consejos para el cuidado de bebés prematuros

Familia > Niñez
Escrito por:
Dra. Ana Valeria Mayén. Pediatra-Neonatóloga
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de departamento de Atención en Salud
Publicado:
8/23/2021 6:00:00 AM
Palabras claves:
Prematuro, bajo peso, edad gestacional
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Niñez
lunes, 23 de agosto de 2021
441
martes, 24 de agosto de 2021
No

bebé prematuro en cuna​​​​​El nacimiento de un bebé prematuro siempre supone un reto no solo para el personal médico a cargo del cuidado del paciente, sino también para los padres al momento que el bebé es llevado a casa después de estancias prolongadas de hasta 3-4 meses en el hospital.

El nacimiento de un bebé prematuro siempre supone un reto no solo para el personal médico a cargo del cuidado del paciente, sino también para los padres al momento que el bebé es egresado del hospital después de estancias prolongadas de hasta 3-4 meses.

Muchos padres se encuentran ansiosos y temerosos de cómo cuidar a un bebé que ha estado tan grave y con el cual muchas veces no han podido conectar emocionalmente por la separación extensa secundaria a una estancia hospitalaria prolongada.

Dentro del hospital

Cuando el bebé aun este ingresado, el contacto de los padres con el recién nacido va a depender mucho del estado de gravedad del paciente.  Sin embargo, es bien importante que los padres le hablen al bebé y le hagan saber que están ahí cuidándolo. No desperdicie la oportunidad de platicarle, cantarle durante el tiempo que dure la “visita".

Es difícil sentirse “papas" de un bebé que muchas veces no pueden ni tocar, por lo cual es importante intentar involucrarse en los cuidados que puedan ofrecer siempre y cuando la condición del bebé y el personal médico se los permita.

Entre estos cuidados se mencionan:

  • Sostener la jeringa de cuando se le administra la leche por gavaje​
  • Realizarle masaje suave o colocarle crema al bebé
  • Cambios de pañal gentil (bajo supervisión)
  • Cantarle o leerle un libro

Una vez el bebé haya superado su fase crítica, el médico puede evaluar si cumple criterios para ofrecerle atención Canguro a su bebé.  El cuidado Canguro puede ser ofrecido por la madre, el padre, un abuelito o un tío.  Este consiste en colocar al niño piel con piel con el familiar. Esto le permite regular su temperatura y ritmo cardíaco, fomenta la lactancia materna, previene que al bebé se le olvide respirar (apnea) y fortalece el vínculo con el cuidador.

En el hogar

Una vez en casa, debe vigilar muy de cerca los siguientes aspectos:

Temperatura

Los bebés prematuros pueden tener dificultad para regular su temperatura y pueden enfriarse más rápidamente que un bebé nacido a tiempo.  Manténgalo adecuadamente abrigado. Es decir, si está haciendo mucho calor también evite sobre abrigarlo.  Evite mantener ventanas y puertas abiertas por las corrientes de aire si el ambiente está fresco.  Durante el baño, asegúrese de bañarlo en un lugar cerrado, sin corrientes de aire y con agua tibia no mayor a los 38°C.

Sueño

Los bebés prematuros que han estado ingresados por mucho tiempo pueden tener alterado su ciclo sueño-vigilia. Puede que pasen despiertos de noche y dormidos en el día.  Esto es debido a los estímulos de luz y sonidos permanentes en las unidades de cuidados intensivos.  Hay que establecerles rutinas de sueño, que deberá seguir varios días seguidos para que el niño identifique las claves que le están diciendo “es hora de dormir", entre estas rutinas se mencionan:

  1.  Baño ligero previo a dormirlo
  2.  Masaje ligero posterior al baño, con crema de lavanda que inducen al sueño
  3.  Leer un cuento o cantar una canción
  4.  Apagar luces
  5.  Alimentarlo

Se deben evitar sonidos fuertes y luces después de acostarlos para ir enseñándoles nuevamente la diferencia entre día y noche.  En caso que se despierte de noche, ofrecerle el pecho, encendiendo únicamente luces tenues, y acostándolo posterior a la alimentación.

Alimentación

Debido a que su bebé ha sido prematuro, él /ella ha tenido bajo peso al nacer. Para lograr una recuperación de su peso, se requiere una alimentación mixta que ofrezca más calorías para ganancia de peso.  Por lo general, se recomiendan fórmulas especiales para prematuro alterna con tomas de seno materno. El volumen a administrar se basa en el peso actual y días de vida del bebé, determinado siempre por el médico tratante. En caso de tener disponibilidad, la leche materna idealmente debe darse fortificada.

Vacunas

No olvidar que su bebé prematuro debe vacunarse a la misma edad que un paciente que ha nacido de termino, a excepción de la vacuna de BCG que se coloca hasta haber alcanzado peso de 2.5 kgs. (5.5 lbs.). Es por ello que es importante llevarlo al centro de atención o al pediatra para colocación de las vacunas

En casa con su bebé

Alguna cosas que debería hacer durante los primeros días para ayudar a su hijo a crecer y desarrollarse:

Limitar las salidas. Las salidas se deben limitar al consultorio del pediatra durante las primeras semanas, sobre todo si a su bebé le dan el alta durante los meses de invierno.  Puesto que en los consultorios pediátricos suele haber varios niños enfermos, intente programar la visita de su hijo a primera hora de la mañana o cuando el consultorio este más vacío Pregunte al médico en qué medida debe limitar el contacto de su bebé con otros niños y adultos durante las primeras semanas. 

Evite los lugares públicos y las visitas. La mayoría de los médicos recomienda no visitar lugares públicos con un prematuro. Limite también las visitas a su casa: no puede visitar al bebé la gente enferma, nadie debería fumar en su casa, y todas las visitas deberían lavarse las manos antes de tocar al bebé. Hable con el médico de su hijo sobre recomendaciones específicas; es posible que deba posponer algunas visitas de familiares mientras el sistema inmunitario de su pequeño desarrolle defensas.  En ese sentido, debe evitar que primitos o sobrinos visiten a su bebé si están enfermos con procesos respiratorios. 

 Acueste a dormir a su bebé para sobre la espalda. Unas buenas pautas alimentarias y de sueño son muy importantes para su salud. Espere que su prematuro duerma más que un bebé a término, pero durante períodos de tiempo más cortos. Todos los bebés, incluyendo también a los prematuros, se deben acostar sobre la espalda a la hora de dormir para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Ponga en práctica el contacto piel a piel. Aproveche estas semanas de relación tranquila con su bebé para disfrutar del contacto piel a piel. En la mayoría de las unidades de cuidados intensivos para recién nacidos, se anima a los padres a iniciar el contacto piel a piel antes del alta hospitalaria; el personal de la UCIN les puede enseñar cómo hacerlo. En una habitación de su casa con una temperatura agradable y cálida, deje a su bebé en pañales, colóqueselo sobre el pecho y ponga la cabeza del bebé de lado, de modo que su oreja caiga encima de su corazón. Los estudios de investigación muestran que el contacto piel a piel mejora el vínculo entre padres e hijos, la lactancia materna y la salud del prematuro.

Bibliografía

  1. Fuchs, Lynn M. Llevarse a casa a su prematuro. Kids Health. Marzo 2015. https://kidshealth.org/es/parents/preemie-home.html
  2. El cuidado de un bebé prematuro: lo que los padres deben saber. https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/preemie/Paginas/caring-for-a-premature-baby.aspx.

Consejos para el cuidado de bebés prematuros