Familia > Niñez

Cuidados del bebé en su primera semana

Autor:
Dra. Claudia Imbers de Lazo. Pediatra
Revisado por:
Dr. Rafael Lopez Urbina. Pediatra
Palabras clave:
baño, sueño, cuidados, llanto
Publicado:
10/3/2016 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Niñez
miércoles, 13 de diciembre de 2017
36
miércoles, 9 de mayo de 2018
No


Baño

Realícelo en un lugar cerrado para evitar las corrientes de aire, puede utilizar una bañera de plástico con una superficie protectora para evitar accidentes. Aplique agua tibia y báñelo con sus manos; las esponjas o cepillos sobre la piel del niño retiran la fina capa de grasa que protege al bebé. Procure no mojar el cordón umbilical por lo menos en la primera semana. Los primeros cinco días no es necesario usar jabón o champú. Si utiliza se recomienda tipo SINDET. No es indispensable que utilice champú en el cabello del bebé. La hora del baño puede ser en la mañana o por la tarde durante 10-15 min. máximo.

Baños de sol

Con la mínima cantidad de ropa exponga al niño al sol 5 minutos, colóquelo boca arriba tapándole los ojitos y genitales, posteriormente 5 minutos boca abajo sosteniéndolo adecuadamente. La mejor hora es entre 7 y 8 de la mañana. Esto debe practicarse en la primera semana de vida. Si su hijo aún luce “amarillo” luego de siete días de vida consulte a su médico.

Cuidados

Luego del baño coloque al bebé boca arriba, póngale el pañal y luego realice la curación del cordón umbilical, es normal que tenga un aspecto oscuro y reseco. Aplique con un hisopo o gasa humedecida alcohol al 70% en la base del cordón; esto facilitará que se desprenda. Posteriormente cúbralo con una gasa, NO USE FAJERO. Termine de vestirlo y proceda luego a la limpieza de la boca: enrolle una gasa previamente humedecida con agua limpia en su dedo índice (con el cuidado de mantener sus uñas cortas) y pásela suavemente por el interior de la boca del niño. Si las costras de leche persisten aun realizando la limpieza, deberá consultar a su médico.

Coloque sobre la piel cremas humectantes, especiales para bebé, de tres a cuatro veces al día para evitar la resequedad. Cada vez que cambie el pañal, use cremas especiales para evitar rozaduras o escaldaduras en los pliegues genitales.

Limpieza de ojos

Pase un algodón húmedo sobre los párpados del bebé. Si presenta algún tipo de secreción abundante y amarilla consulte a su centro de adscripción.

Ventilación

Mantenga la temperatura de la habitación del bebé. No debe ser ni muy caliente ni muy fría. Cierre las ventanas si hay exceso de polvo o viento para evitar afecciones respiratorias.

Sueño

Con el objetivo de disminuir la muerte súbita del lactante se recomienda:

  • Acostar al niño boca arriba al centro de la cuna.
  • El colchón del bebé debe ser rígido. No coloque almohadas, sábanas, ni muñecos de felpa.
  • No lo abrigue demasiado.
  • Mantenga limpia la casa; no fume, ni permita que otros lo hagan.
  • De lactancia materna exclusiva.

Llanto

Todos los bebés lloran, es una manera de expresarse y comunicarse con las personas que lo rodean. La mayoría de las veces los padres responden al llanto del bebé de diferentes maneras, según sus necesidades:

  • Alimentándolo.
  • Cambiándole el pañal.
  • Arrullándolo, consolándolo y ayudándolo a dormir.

El llanto es útil para los bebés, quienes dependen de otras personas para dar a conocer sus necesidades. Los padres deben aprender a detectar cuando este es "por capricho" y no acudir con rapidez, el bebé inicia su proceso educativo.

¿Por qué es importante llevar al bebé en la primera semana a su centro de atención de adscripción del ISSS?

Es primordial llevar al recién nacido a la primera consulta llamada "inscripción infantil precoz". Dicha consulta debe ser en la primera semana de vida porque puede evidenciar riesgos en su bebé. Al detectarse a tiempo estos riesgos, pueden ser controlados o referidos con un especialista y usted protege a su hijo.

¿Qué evalúa el médico en esa primera visita?

  • Pesa y mide al recién nacido incluyendo tamaño de la cabeza.
  • Revisa la alimentación del bebé y de la madre.
  • Realiza examen físico completo.
  • Brinda recomendaciones y resuelve dudas de la familia.
  • Completa vacunación del bebé en caso de ser necesario.

Preguntas frecuentes:

¿Debo evitar las visitas?

En lo posible, su bebé debe recibir visitas de familiares y amigos cercanos únicamente. Si están enfermos no deben visitar al bebé. Esta es una manera de protegerlo.

¿Cómo lavo la ropa del bebé?

Debe lavarla con un jabón suave (de preferencia líquido) y agua limpia. Esto reduce las escaldaduras que pueden ser ocasionadas por el uso del pañal, cuando la causa es el detergente o el blanqueador que se utiliza.

¿Qué evitar?

Dar cualquier alimento que no sea leche materna o sustancias como "remedios" no son recomendados. Los medicamentos deben ser prescritos por el médico y no debe automedicarlo.



Cuidados del bebé en su primera semana

 Te puede interesar

 

 

El baño y la curación del ombligo del recién nacidoLicda. María Teresa Deodanes de Ventura. Enfermera especializada en Cuidados Intensivos NeonatalesToda madre de un recién nacido, debe hacer una serie de actividades para mantenerlo cómodo al momento del baño, para proteger su piel y favorecer la caída del cordón umbilical.
La importancia de tener una buena autoestima en la infanciaDra. Claudia Imbers de Lazo. PediatraEl afecto y el cariño entre el recién nacido y sus padres pueden ser considerados como una guía de la autoestima.
La diarrea infantilDra. Claudia Imbers de Lazo. PediatraEs el aumento en número y cambio de consistencia de las heces (líquidas). También, es una forma de defensa de nuestro organismo, pero si está fuera de control, puede causar la muerte.