Familia > Niñez

El consumo de azúcar y las caries

Autor:
Dra. Elisa Polanco de Nasser, Dr. Edwin Alexander Alvarenga. Odontólogos
Revisado por:
Dra. Ana Guadalupe Contreras de Miranda. Odontóloga
Palabras clave:
Caries, azúcar, hábitos, dieta
Publicado:
2/16/2018 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Niñez
viernes, 16 de febrero de 2018
190
jueves, 24 de mayo de 2018
No

​​

La caries puede aparecer desde la erupción del primer diente y continuar desarrollándose a medida que va saliendo el resto de la dentadura. El padecimiento de esta enfermedad en niños puede llegar incluso a ser más alto que el de asma infantil.

Como padres de familia debemos darle la importancia necesaria a esta enfermedad y lo que representa para la salud de los niños, para valorar las soluciones que se encuentran en nuestras manos y ayudar a la salud bucal, física y emocional de los pequeños.

​¿Por qué salen caries en los dientes?

Existe una gran variedad de alimentos que pueden dañar nuestros dientes. Los carbohidratos, por ejemplo, contienen altos porcentajes de azúcares. Asimismo, la consistencia de ciertos alimentos aumenta el riesgo a producir caries. Si la comida es muy pegajosa se adherirá con mayor facilidad a la superficie dental y esta se volverá más rugosa. Esto permitirá que se acumulen más restos de comida y dificultará su remoción durante el cepillado.

 Las golosinas o los dulces son dos ejemplos que cumplen con ambas condiciones, son pegajosos y altos en contenido de azúcar. Cuando los niños los comen, las bacterias en la boca se alimentan de los azúcares y al entrar en contacto con los dientes producen ácidos que debilitan el esmalte (desmineralización).

El consumo frecuente de azúcares y otros carbohidratos (jugos de frutas, bebidas ácidas) combinados con una mala higiene bucal del niño y sin una debida ​supervisión de sus padres, potencian los factores de riesgo para el desarrollo de caries.

Los dulces de las piñatas

Los niños disfrutan mucho de ir a piñatas. La parte más emocionante es cuando la rompen para sacarle los dulces y llevar a casa la mayor cantidad posible. La pregunta es cuántas veces al año asisten a una fiesta de cumpleaños, cuántos días duran en casa esos dulces que recogen, cuan excesivo es el consumo al que están expuestos y qué daño les puede causar.

El problema fundamental es que toda esa cantidad de dulces, se come en un periodo muy corto ​y de forma descontrolada, esto produce una mayor exposición del dulce a los dientes, deteriorándolos con rapidez.​

El dolor provocado por la caries

Cuando los niños presentan caries, existe la presencia de dolor en sus dientes debido a la destrucción agresiva en ellos, que en ocasiones dificulta o imposibilita la alimentación y por ende los lleva a una mala nutrición, una caída en el rendimiento intelectual en la escuela y en su salud en general. La caries también puede afectar la autoestima del niño. 

La caries que más afecta la autoestima se presenta en los dientes de adelante, una buena cantidad de niños en edad escolar son sujetos a burlas de sus compañeros debido al daño visible que tienen sus dientes, les genera vergüenza al momento de  sonreír en conjunto con la falta de estética de sus dientes produce una afectación en su estado emocional.  ​​

Por todo lo anteriormente descrito, nuestra recomendación es establecer buenos hábitos higiénicos desde temprana edad, mantener una dieta balanceada y disminuir significativamente el consumo de azúcar en todos los alimentos, así como la comida chatarra, para proteger la salud dental de nuestros niños.

​​Consejos para prevenir la caries 

​​En el caso de los bebés y lactantes, es importante evitar el contacto​ prolongado de los dientes con los biberones ​(no más de 15-20 minutos por toma). No darles biberones por la noche y evite endulzar sus chupetes (pepes) con miel o con azúcar.

Sustituya el biberón por vasos a partir del año. Tomar bebidas azucaradas en biberones y vasitos con pico aumenta el daño a la dentadura, en particular a los dientes delanteros.

Cuando los niños ya tienen dientes debe lavarlos ​todos los días después de cada comida. La pasta de dientes debe contener flúor. En menores de 3 años se deben limpiar las encías y la lengua con una gasa o con un cepillo de dientes con cerdas suaves humedecido y sin pasta dental.

Llevar una dieta sana, comiendo alimentos ricos en fibra (cereales, avena, cebada, trigo) y frutas.

​Evita los alimentos con azúcares (galletas, pan dulce, jugos industriales, chocolates, sorbetes, etc.), especialmente los primeros dos años de vida. Cuanto más consuman este tipo de alimentos, mayor probabilidad de que aparezcan caries, un niño con caries en sus dientes de leche, es frecuente que también las tenga en sus dientes permanentes.

Las visitas al dentista ayudan a detectar y controlar los problemas bucales y sobre todo la caries. Es aconsejable acudir al dentista, sobre todo a partir del primer año y hacer una revisión cada 6 meses.​


Referencias

  1. Lustig, Laura A. Schmidt and Claire D. Brindis. The toxic truth about sugar. Department of Pediatrics and the Center for Obesity Assessment, Study and Treatment at the University of California, San Francisco, California.
  2. Blanco Anesto, Jorge. Consumir azúcar con moderación. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Revista Cubana Alimentación y Nutrición  2002;16(2):142-5
  3. Organización Mundial de la Salud. Ingestión de azúcar por adultos y niños. Las publicaciones de la Organización Mundial de la Salud están disponibles en el sitio web de la OMS (www.who.int) 2015.
  4. Revista Mexicana de Pediatría. Consumo de productos azucarados y caries dental en escolares. número de volumen 71, enero-febrero, 2004. Sociedad Mexicana de Pediatría, AC​



 

 



El consumo de azúcar y las caries

 Te puede interesar

 

 

El baño y la curación del ombligo del recién nacidoLicda. María Teresa Deodanes de Ventura. Enfermera especializada en Cuidados Intensivos NeonatalesToda madre de un recién nacido, debe hacer una serie de actividades para mantenerlo cómodo al momento del baño, para proteger su piel y favorecer la caída del cordón umbilical.
El sarampióncuerpo con rashDra. Alexandra Pacheco Pérez. Pediatra.El Sarampión es una enfermedad altamente contagiosa. Los síntomas incluyen fiebre alta, tos, malestar general, disminución del apetito, manchas de koplik y rash generalizado.
La tuberculosis en niñosDr. Adán Figueroa Acosta. Neumólogo-Pediatra La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y transmisible por la inhalación de gotitas contaminadas procedentes de enfermos que expulsan los bacilos al toser.