La pérdida de un bebé durante el embarazo

Familia > Niñez
Escrito por:
Dra. Ana Valeria Mayén. Pediatra-Neonatóloga
Revisado por:
Dr. Gustavo Cuellar. Médico familiar
Publicado:
2/10/2020 6:00:00 AM
Palabras claves:
duelo, aborto, perinatal
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Niñez
lunes, 10 de febrero de 2020
316
martes, 11 de febrero de 2020
No



​​Cuando se produce una pérdida durante el embarazo, la vida y la muerte van de la mano. Es una situación paradójica para la que nadie está preparado y por eso es tan difícil saber qué decir o cómo actuar ante la pérdida perinatal. Tampoco existen rituales religiosos que legitimen, faciliten y reconforten a los padres. Los familiares y amigos evitan hablar del tema por temor a causar más dolor que beneficio. Mientras, los padres viven su experiencia en soledad.

Sin embargo, como todo duelo, debe salir de las sombras y legitimarse para poder superarlo.

¿Qué es el duelo perinatal?

El duelo perinatal es aquel que se produce tras la pérdida de un bebé durante el embarazo, o en los momentos previos o posteriores al parto. En este tipo de duelo concurren dos momentos vitales opuestos: la vida y la muerte. Este hecho marca definitivamente un proceso que tiene matices específicos. Para la madre gestante esta experiencia supone un choque en el que los dos extremos de la vida se hacen evidentes.

La pérdida perinatal constituye una experiencia emocionalmente devastadora para las madres, cuyo duelo se puede prolongar durante un largo periodo de tiempo y en muchas ocasiones de forma silenciosa.

Las causas pueden ser múltiples y complejas. Sin embargo, el hecho que no se logre determinar la causa de la pérdida, hace que los padres se sientan frustrados e impotentes, por tanto, crean un obstáculo para la elaboración del duelo.

Es importante tener en cuenta que en las pérdidas perinatales se tienen las mismas reacciones que en otras situaciones de duelo, y estas pueden tener repercusiones en la salud mental de las personas más vulnerables, si estas no reciben atención adecuada. Por otra parte, la falta de la vivencia del duelo puede afectar a embarazos posteriores y la relación con el siguiente bebé.

La construcción de “muros de silencio" alrededor de la muerte como estrategia para evitar el dolor emocional, dificulta la elaboración natural y saludable de este inevitable proceso del ciclo vital.

¿Cuáles son las pérdidas que pueden iniciar un proceso de duelo perinatal​?

Cuando hablamos de duelo perinatal, nos vamos a referir al proceso iniciado tras cualquier pérdida desde el momento de la concepción hasta el primer año de vida. Entre estas se incluyen:

  • Embarazo ectópico (fuera del útero)
  • Aborto espontáneo o inducido
  • Reducción selectiva de embriones (en caso de fertilización in vitro)
  • Muerte de un gemelo durante el embarazo
  • Feto muerto intraútero o intraparto
  • Muerte de un bebé prematuro /neonato
  • Bebés nacidos con anomalías congénitas
  • Bebés dados en adopción (el bebé vive, pero se produce un desprendimiento, que conlleva un duelo)

¿Qué aspectos hacen diferente el duelo perinatal​?

  1. En ningún otro tipo de duelo el doliente tiene ese componente hormonal tan elevado que va dirigido a la maternidad.
  2. El shock que las madres viven alrededor de esta pérdida, debido a que es complejo asimilar por que las hormonas y el cuerpo envían mensajes contradictorios. Por un lado se produce prolactina (preparación para la lactancia) y por otro lado produce cortisol (hormona del estrés ante la pérdida). 

¿Qué reacciones pueden presentarse ante el duelo​?

Hay diversas manifestaciones que presentan las parejas ante una pérdida, entre ellas se encuentran:

  • Dolor y pena
  • Soledad
  • Incomprensión
  • Responsabilidad y culpa
  • Incredulidad
  • Ira
  • Confusión
  • Negación
  • Envidia de otras parejas con hijos

Individualmente las emociones que se pueden presentar son:

  • Madre: profunda tristeza, culpa, vacío emocional y físico.
  • Padre: sentirse obligado a ser fuerte y brindar apoyo a su pareja y familia, a la vez que experimenta tristeza. En el hombre es común un sentimiento de la pena de su esposa, que se impone a la expresión del duelo propio. Se siente más enojado que culpable y dirige su rabia hacia el personal médico, se vuelca en su trabajo, en la hiperactividad y en los cambios en sus rutinas, y siente su pena en secreto y en solitario. Se siente incómodo cuando se le pregunta por sus sentimientos y evita confrontaciones que hagan evidentes sus emociones. No busca ayuda aunque la necesite y sepa que debe confiar su pena a alguien, preferiblemente otro hombre.
  • Hermanos (“dolientes olvidados"): el impacto está asociado a su etapa de desarrollo, la cual incide en la comprensión de la muerte del bebé. Pueden culpabilizarse por creerse causantes de la pérdida por sus sentimientos de envidia y rabia al verse desplazados en el cariño de los padres por el bebé esperado.  Es necesario responder honestamente a sus preguntas, con sencillez y sin mentiras y hacerlos participar del proceso.

¿Cómo puedo apoyar a alguien que está pasando por esto?​

Los padres han tenido tiempo de vincularse con su bebé y han construido un lazo emocional. Han construido ilusiones, deseos, expectativas, se ha creado dentro de cada uno de ellos la idea de ser padres de éste hijo. Le han hablado a través del vientre, han pensado en él, lo han nombrado. Para ellos, éste bebé que solo han sentido moverse, que solo han visto a través de los ecos, que aún no ha nacido, ya tiene un lugar en sus vidas y no tenerlo supone una gran pérdida.

Es por ello, que el cuidado emocional de los padres que están transitando el fallecimiento de su bebé es sumamente importante. Que las personas que están a su alrededor puedan tener conciencia de la importancia de empatizar con ellos y tener en cuenta, que ante una pérdida es normal el transitar por un proceso de duelo para poder sanar.

Algunas ideas que pueden tener en cuenta los familiares para acompañar a una persona que ha perdido un hijo son:

  1. Escucharlos
  2. Validar sus sentimientos
  3. Tenerles paciencia, no apurarlos.

¿Qué frases debo evitar mencionar en estos momentos?​

Muchas veces, las personas no sabemos cómo reaccionar ante una pérdida de este tipo y decimos frases que pretenden animar a la mujer o pareja que ha tenido la pérdida pero, en realidad, aumentan el dolor.

  • Son muy jóvenes, ya vendrán más.
  • Al menos sabes que puedes quedarte embarazada.
  • La vuelves a dejar embarazada y ya está.
  • Mejor que sea ahora que no cuando ya lo hubieras conocido.
  • Lo mejor que puedes hacer es olvidarlo.
  • No sé porque estás tan mal, si no lo conocías.
  • No eres la primera mujer que vive algo así, tienes que superarlo.
  • No era para tanto, estabas de pocas semanas
  • ¿Cómo sabías que estabas embarazada si era tan temprano?
  • Imagina que ha sido una regla rara y ya está.
  • Si no tenía que ser…
  • Dios lo ha querido así.

Y también hay quienes optan por el silencio, como si no hubiera pasado nada: no preguntar, no mencionar lo sucedido. Eso tampoco es recomendable. Estas frases menosprecian el dolor que la mujer o la pareja está viviendo y hacen que aún duela mucho más porque no se da reconocimiento al embarazo ni al bebé que estaba en camino.

¿Qué aspectos facilitan el duelo?

  • El tiempo: se vuelve un aliado importante, aunque no es el único
  • Legitimación del dolor: se debe permitir y sentir el dolor para que fluya y se avance
  • Asociaciones de padres: compartir experiencias con padres que han atravesado la misma situación.
  • Pedir lo que se necesita: centrarse en sus propias necesidades, volverse agentes activos en busca de lo que necesitan, involucrando a la comunidad.
  • No dar nada por sentado: es importante aclarar el significado de la pérdida para cada doliente
  • Tener la claridad y confianza que se puede resolver y se puede superar.

Referencias:

  1. Crespi Asensio, Elena. Las Frases Malditas del Duelo Perinatal. 17 de Octubre 2017. El periódico, Edición Catalunya.
  2. López Fuenteaja, Ana M.; Villaverde, Odei I. Sentir y pensar el duelo perinatal: acompañamiento emocional de un grupo de padres. Clínica Contemporánea, Revista de Diagnóstico Psicológico, Psicoterapia y Salud- Número 3, Vol 9. 2018.
  3. Lo Santos, Sara. Características y dificultades del duelo perinatal. https://www.fundacionmlc.org/caracteristicas-y-dificultades-del-duelo-perinatal/
  4. ​​​López García de Madinabeitia, Ana Pía. Duelo perinatal: Un secreto dentro de un misterio. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq., 2011; 31 (109), 53-70.
La pérdida de un bebé durante el embarazo