Migraña en niños

Familia > Niñez
Escrito por:
Dra. Ana Valeria Mayén. Pediatra-Neonatóloga
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Departamento Atención en Salud
Publicado:
7/2/2021 6:00:00 AM
Palabras claves:
migraña, cefalea, dolor de cabeza
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Niñez
viernes, 02 de julio de 2021
432
lunes, 05 de julio de 2021
No

​​​​​​ niña con manos en cabeza

¿Qué son las migrañas?

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza que se repite constantemente. El dolor puede ser palpitante y afecta a uno o ambos lados de la cabeza.

Las migrañas también causan otros síntomas. Las personas con migrañas suelen presentar al mismo tiempo mareos y/o dolor de estómago y nauseas. El paciente puede presentar sensibilidad a la luz, los ruidos ​o los olores.

Las migrañas pueden incapacitar a quienes las padecen; los niños y los adolescentes con migrañas suelen tener que faltar a su centro de estudios, al trabajo y perderse actividades deportivas o de otro tipo hasta que se encuentren mejor.

¿A qué edad pueden sufrir migrañas los niños?

Cualquier niño puede tener migrañas. Alrededor del 10 de los niños de entre 5 y 15 años de edad y hasta el 28 de los adolescentes las padecen. La mitad de las personas que sufren de migrañas tienen su primer ataque antes de los 12 años de edad. Se han reportado incluso en niños tan pequeños como de 18 meses.

¿Qué puede causar las migrañas?

La causa exacta de por qué se producen las migrañas es desconocida. Sin embargo, se han estudiado varias causas desencadenantes, entre ellas se mencionan:

  • Estrés.
  • Cambios hormonales, asociados a períodos menstruales.
  • Ayuno (saltarse comidas o no comer a la hora).
  • Deshidratación.
  • Alimentos (quesos, chocolates, embutidos, cítricos, etc.).
  • Exceso o falta de cafeína.
  • Desvelo o cambios en los patrones de sueño.

Hay que tomar en cuenta que las migrañas tienden a ser hereditarias. Si uno de los padres sufre de migrañas, existe una probabilidad de alrededor del 50% de que su hijo también las sufra. Si ambos padres las tienen, la probabilidad ronda el 90​%.

¿Cómo se presenta un episodio de migraña?

Las migrañas suelen desarrollarse en etapas:​​

  • Fase premonitoria o de advertencia: cansancio, cuello rígido, cambios de humor (puede durar hasta 24 horas).
  • Aura: visión borrosa, ver puntos y líneas serpenteantes, mareos, debilidad, aturdimiento o confusión, percibir un olor concreto, hormigueo o cosquilleo de la cara. Estos síntomas, que no ocurren en todos los tipos de migraña, podrían durar hasta una hora.
  • Dolor de cabeza o ataque: dolor fuerte, dolor pulsátil con náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz.
  • Resolución: en algunos niños, el sueño resuelve el dolor de cabeza.
  • Recuperación: sensación de cansancio (que puede durar de horas a días).

¿Cómo se diagnostica la migraña?

El médico hará una historia clínica detallada, haciéndoles las preguntas necesarias para saber qué puede estar causando los síntomas, y examinará al niño, prestando una atención especial al examen neurológico. Es posible que el médico pida a su hijo que lleve un diario donde registre los episodios de dolor de cabeza a fin de utilizarlo para averiguar qué es lo que los desencadena. La información registrada ayudará al médico a diseñar el mejor plan de tratamiento posible.

A veces, los médicos pueden solicitar análisis de sangre o pruebas de diagnóstico por la imagen, como una tomografía axial computada (TAC) o una resonancia magnética (RM) del cerebro, para descartar posibles problemas médicos que podrían explicar las migrañas.

¿Cómo se tratan las migrañas?

El tratamiento de las migrañas se divide en dos momentos: tratamiento agudo del dolor y tratamiento preventivo de los ataques de migraña.

El tratamiento agudo va enfocado en abortar el dolor desde sus inicios. Funcionan mejor si se toman ante el primer signo de un ataque. Tenga en cuenta que podrían aparecer dolores de cabeza por consumo excesivo de medicamentos si se usaran a diario o con mucha frecuencia. Entre los ejemplos de medicamentos que pueden ayudar durante una migraña se incluyen:

  • Analgésicos como por ejemplo acetaminofén y productos que combinan acetaminofén, aspirina y cafeína, y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos tales como el ibuprofeno y naproxeno.
  • Los triptanos, una categoría de fármacos llamados agonistas selectivos del receptor de serotonina. La evidencia muestra que la combinación de comprimidos de sumatriptán/naproxeno y aerosol nasal de zolmitriptán puede aliviar el dolor de cabeza en dos horas.

Entre las medidas generales en el momento del dolor agudo también se recomienda acostarse en una habitación fresca, oscura y silenciosa.

El tratamiento preventivo es utilizado para reducir la gravedad y frecuencia de los episodios de dolor. Muchos de estos medicamentos no han sido aprobados por la FDA para su uso en migrañas, por lo cual su uso debe ser consensuado con el médico. ​Algunos de estos medicamentos son: propanolol, ciproheptadina, topiramato y amitriptilina.

Consejo útil: llevar un diario de dolores de cabeza

Si su hijo tiene migrañas, llevar un diario de dolores de cabeza puede ayudarlo a empezar a reconocer los desencadenantes y ver qué terapias resultan más útiles. Simplemente anote cuándo empezó el dolor de cabeza, dónde se localizó el dolor, cuán fuerte fue el dolor, cuánto duró, cualquier otro síntoma y si los medicamentos fueron eficaces. También podría llevar un registro de cuánto tiempo durmió su hijo, qué comió, qué bebió, los cambios climáticos y los niveles de ejercicio y estrés.

Bibliografía

  1. Pearl, Elana; Ben-Joseph. Migrañas. Kids Health. https://kidshealth.org/es/parents/migraines-esp.html.
  2. Migrañas en niños y adolescentes: preguntas frecuentes de los padres. Healthychildren.org. AAP. https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/head-neck-nervous-system/Paginas/migraine-headaches-in-children.aspx​​​
Migraña en niños