Familia > Salud al día

 Autor:

Dra. Sara Granadino. Médico familiar.

 Revisión:

Dra. Ana Guadalupe Argueta

 Palabras clave:

urgencia, emergencia, gravedad
​​​

 Publicado

3/22/2018 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Salud al día
jueves, 22 de marzo de 2018
201
jueves, 17 de mayo de 2018
No

​​​​

​Un considerable porcentaje de población que acude diariamente a un centro de salud en busca de atención, tiene la inquietud acerca de la diferencia entre una urgencia y una emergencia. A continuación lo explicaremos utilizando conceptos claros y sencillos. Cuando las personas de forma imprevista e inesperada presentan un problema de gravedad variable, originado por diversas causas que afectan la salud y crea en quien lo sufre o en su familia, la necesidad inminente de atención sanitaria, decimos que sufre una URGENCIA médica. Para la persona que sufre una urgencia no existe un riesgo inminente de morir, pero por su dimensión demanda asistencia médica en un lapso de tiempo relativamente corto. Si esta dimensión es lo suficientemente significativa para conllevar el riesgo de perder la vida o la función de un órgano, a esta necesidad de atención le denominamos EMERGENCIA y amerita intervención médica inmediata.

​​​¿Cuáles son los signos para reconocer una eme​rgencia médica?​​

​​El Colegio Americano de Médicos de Emergencia describe los siguientes signos para reconocer una emergencia médica:

  1. ​​Sangrado que no se detiene.
  2. Dificultad para respirar, falta de aliento o sensación de ahogo.
  3. Cambios en el estado mental (cambios de comportamiento, confusión o dificultad para despertarse).
  4. Dolor en el pecho de tipo opresivo de aparición repentina, sobre todo en personas hipertensas, diabéticas, con antecedentes de infarto o con un nivel alto de colesterol.
  5. Flemas o vómitos con sangre.
  6. Mareo, debilidad, cambio súbito en la visión acompañado de desmayo o pérdida del conocimiento.
  7. Deseos de suicidarse o de matar a alguien.
  8. Vómitos severos y persistentes con deshidratación secundaria que altera presión arterial.
  9. ​Lesión súbita o herida profunda debido a un trauma considerable, quemaduras o inhalación de humo, ahogamiento inminente, entre otras lesiones.
  10. Ingestión de una sustancia tóxica.
  11. Dolor de cabeza que va acompañado por algún tipo de parálisis o dificultad para hablar o alteración de la conciencia e en la cabeza o la columna.
  12. Las crisis hipertensivas deben ser tratadas como emergencia, si la presión diastólica sube a 120 o 130 y la sistólica de 220 o 230 de manera brusca.(En el caso que el paciente cuente con la posibilidad de medirse la presión arterial)
  13. Crisis respiratorias en aquellos casos en los que el paciente llega a un ahogo tal que le impide el uso del habla o cuando supera las 30 respiraciones por minuto​.

Síntomas que pueden representar una urgencia

A continuación te detallamos una lista de ejemplos que pueden​ ser urgencias.

  • ​Sangrado por vía urinaria.
  • Dolor abdominal
  • Intoxicación alcohólica
  • Dolor repentino en cualquier parte del cuerpo.
  • Golpes leves a moderados.
  • Dolor de oído
  • Dolor de cuerpo y fiebre alta.
  • Presencia de cuerpos extraños, ya sea en los ojos, la nariz y oídos.

¿Qué debemos hacer en caso de estar ante una urgencia o emergencia?​

  1. ​Determinar la ubicación y la ruta al centro de salud más cercano
  2. Mantener los números telefónicos de emergencia (bomberos, policía, los servicios de ambulancias, los médicos de cabecera, así como los números de familiares cercanos, vecinos o amigos de confianza), permanentemente y de manera visible al lado del teléfono de su casa, además de ingresarlos en un lugar preferente de su lista de contactos en su teléfono celular; debiendo todas las personas en la casa, incluyendo los niños, saber cuándo y cómo llamar a estos números.
  3. Hacer del conocimiento a un familiar o vecino cercano, la lista de medicamentos habituales que toman los miembros de su familia para que ellos se lo entreguen al médico que lo atienda.

¿Qué hago si alguien necesita ayuda?

  • Permanezca calmado y llame al número local de emergencias.
  • Si aplica, y conoce la técnica de RCP (reanimación cardiopulmonar) o respiración boca a boca, realice estas maniobras.
  • Coloque a una persona semiconsciente o inconsciente, en posición de recuperación, hasta que llegue la ambulancia. Sin embargo, NO la mueva si existe la posibilidad de una lesión en el cuello (cervical).
  • Al llegar a emergencias, la persona será evaluada de inmediato; siendo prioridad en ella, las afecciones potencialmente mortales o que pongan en riesgo alguna extremidad, dándole un margen de tiempo mayor para su atención.

Diferencias entre urgencia y emergencia

 Te puede interesar

 

 

Recomendaciones para el cuidador de pacientes con AlzheimerDra. Ana Margarita Pineda Colorado. Geriatra.Cuidar de alguien con Alzheimer tiende a ser muy estresante. A medida que la enfermedad avanza, la persona que la padece tiene más problemas para adaptarse a los cambios en el ambiente y para comunicarse.
Cuidados del acceso vascular para hemodiálisisComité de investigación de ISSS San MiguelEl acceso vascular es una conexión que permite que la sangre viaje fuera del cuerpo hacia una máquina de diálisis, en donde se filtra para reingresar al cuerpo.
Mantén tus manos siempre limpiasLic. Tirso Ladislao Tamayo/ Educador en salud - GerontólogoLavarse las manos es la forma más económica de prevenir la propagación de microbios y protegernos de adquirir enfermedades.