Familia > Salud al día

Lo que debes saber sobre la Hepatitis A

Autor:
Lic. Tirso Tamayo. Educador en salud - Gerontólogo
Revisado por:
Dr. Jose Adan Martinez. Jefe Departamento Vigilancia Sanitaria.
Palabras clave:
Hepatitis A, inflamación, hígado, prevención
Publicado:
7/30/2018 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Salud al día
lunes, 30 de julio de 2018
243
martes, 11 de septiembre de 2018
No

​​​​​​
¿Qué es la Hepatitis?

​​​La hepatitis es la inflamación del hígado. Cuando el tamaño del hígado aumenta deja de descomponer los productos de desecho en la sangre lo cuales poco a poco se van acumulando tanto en el flujo sanguíneo como en los tejidos. La causa más común es la infección por uno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D, o E) aunque también ​​se puede dar por envenenamiento, ingerir alcohol de forma excesiva o automedicarse, entre otros.

Existen dos tipos principales de hepatitis: la hepatitis aguda (de corta duración) y la hepatitis crónica (que dura al menos 6 meses). La mayoría de personas se recuperan de la inflamación aguda en varios días o varias semanas. Sin embargo, cuando continúa por más de seis meses, la persona tiene hepatitis crónica.

 

¿Qué es la Hepatitis A?​​​

​El virus de la hepatitis A (VHA) está presente en las heces de las personas infectadas y casi siempre se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. Se puede propagar también por ciertas prácticas sexuales. En muchos casos la infección es leve, y la mayoría de las personas se recuperan por completo y adquieren inmunidad contra infecciones futuras por este virus. Sin embargo, las infecciones por el virus de la hepatitis A, también pueden ser graves y potencialmente mortales.

¿Cómo se transmite?​​​​

El virus de hepatitis A se transmite principalmente por vía fecal-oral, esto es, cuando una persona no infectada ingiere alimentos o agua contaminados por las heces de una persona infectada. En las familias esto puede ocurrir a través de la suciedad de las manos del miembro de la familia encargado de la preparación de los alimentos. Una persona puede tener y contagiar la hepatitis A incluso si esa persona no tiene ningún síntoma. Usted tiene más probabilidades de contraer hepatitis A de otra persona cuando:​

  • La persona que tiene el virus no se lava las manos correctamente después de ir al baño o después de cambiar el pañal de un niño o adulto infectado.
  • Usted tiene relaciones sexuales con una persona que tiene el virus.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis A?​​

Desde que el virus de la hepatitis entra en un cuerpo y hasta que aparezcan los primeros síntomas pasarán de 14 a 28 días. Algunas personas no manifestarán síntomas, pero si estos aparecen, podrían incluir los siguientes:

  • Náuseas y vómitos.​
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos.
  • Dolor muscular, fatiga y pérdida del apetito.
  • Dolor abdominal, especialmente del lado ​derecho.
  • Orina oscura.
  • Fiebre.​
​​

Los adultos desarrollan signos y síntomas con mayor frecuencia que los niños. La gravedad de la enfermedad, así como probabilidad de morir por la misma aumentan con la edad. Los menores de seis años infectados no suelen tener síntomas apreciables, y sólo el 10% muestran ​una coloración amarillenta en la piel​. Entre los niños de mayor edad, así​​ como los adultos la infección suele causar síntomas más graves, con ictericia en más del 70% de los casos.​

​Tratamiento

  • ​No hay un medicamento específico para tratar o curar la hepatitis A. Si tiene el virus, su cuerpo eventualmente combatirá la infección por sí mismo a lo largo de varias semanas.
  • Tome en cuenta que debe descansar mucho, comer una dieta balanceada, evitar el alcohol, acetaminofén, medicamentos para las náuseas y vómitos
  • Hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento con o sin receta y vitaminas o suplementos, ya que pueden causar más daño a su hígado.

​ ¿Cómo puedo evitar contraer hepatitis A?​

  • ​​Lavado de manos. Siempre lávese las manos cuidadosamente después de usar el baño y cuando entre en contacto con sangre, heces u otros fluidos corporales de una persona infectada.
  • Alimentos seguros:
    • Seleccione alimentos en buenas condiciones y frescos.
    • Elimine las partes deterioradas de frutas y verduras
    • Lávelos con agua segura (potable).
  • Use agua segura: El agua potable es segura y debemos preferirla. Si no cuenta con agua potable, hiérvala o póngale cloro.
    • Hervir el agua: hiérvala durante 3 minutos y déjela enfriar en recipientes limpios y tapados.
    • Agua clorada: para la desinfección de aguas claras utilice 10 gotas de cloro de uso casero por cada litro de agua. Para la desinfección de aguas turbias debe usar el doble de cloro.
  • Use agua segura para beber, cocinar y lavar manos y dientes.
  • Consulta a un médico.

​Siga estos pasos para mantener sus manos limpias y seguras

Duración de todo el procedimiento: 40 - 60 segundos

1. Mójese ​las manos con agua;
2. Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las manos;
Frótese las palmas de las manos entre sí;
3. Frótese las palmas de las manos entre sí;
Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa;
4. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa;
Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados;
5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados;
Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos;
6. Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos;
Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa;
7. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa;
Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa;
8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa;
Enjuáguese las manos con agua;
9. Enjuáguese las manos con agua;
Séquese con una toalla desechable;
10. Séquese con una toalla desechable;
Sírvase de la toalla para cerrar el grifo;
11. Sírvase de la toalla para cerrar el grifo;
Sus manos son seguras.
12. Sus manos son seguras.

¿Qué debe hacer si​ no tiene disponible agua y jabón?

Otra forma de mantener limpias las manos es utilizando un desinfectante a base de alcohol que contenga, al menos, un 60 % de alcohol. Estos desinfectantes reducen rápidamente la cantidad de microbios que se encuentran en las manos, pero no eliminan todos los tipos de microbios, sobre todo si las manos están llenas de tierra o grasa.

Estudios recientes han demostrado que los desinfectantes a base de alcohol con concentraciones entre el 60 y 95 % son más eficaces para matar microbios que aquellos desinfectantes de manos que no son a base de alcohol.


Cómo desinfectarse las manos​

Duración de todo el procedimiento: 20 - 30 segundos

Deposite en la palma de la mano una dosis de producto suficiente para cubrir todas las superficies;
1. Deposite en la palma de la mano una dosis de producto suficiente para cubrir todas las superficies;
Frótese las palmas de las manos entre si;
2. Frótese las palmas de las manos entre si;
Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa;
3. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa;
Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados;
4. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados;
Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos;
5. Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos;
Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa;
6. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la​ palma de la mano derecha y viceversa;
Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa;
7. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa;
Una vez secas, sus manos son seguras.
8. Una vez secas, sus manos son seguras.


Lo que debes saber sobre la Hepatitis A

 Te puede interesar

 

 

VIH y SIDALic. René Alejandro Zelaya. Educador en salud.VIH Y SIDA aprenda más sobre estos dos términos, sus formas de contagio y etapas para minimizar los riesgos de contraer este virus.
Diferencias entre urgencia y emergenciaDra. Sara Granadino. Médico familiar.Cuando las personas de forma imprevista, presentan un problema de gravedad y necesita atención médica decimos que sufre una urgencia
Prevengamos la fiebre tifoidea Dr. William Sosa - Lic. Tirso TamayoCon medidas preventivas como consumir agua potable, el lavado de manos así como apegarse a buenas prácticas higiénicas para la preparación de alimentos estaremos cuidando de nuestra salud.