Familia > Salud al día

Recomendaciones para el cuidador de pacientes con Alzheimer

Autor:
Dra. Ana Margarita Pineda Colorado. Geriatra.
Revisado por:
Dr. Jonathan Hernández Somoza. Médico de familia.
Palabras clave:
demencia, alzheimer, delirios
Publicado:
10/14/2017 6:00:00 AM
 
  
  
  
  
No hay elementos para mostrar en esta vista de la biblioteca de documentos "Plantillas de formulario".

 

 

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[11]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[10]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[9]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[8]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

Familia:Salud al día
jueves, 14 de diciembre de 2017
71
miércoles, 16 de mayo de 2018
No

​​​​​​​​​

​La demencia es un trastorno cerebral que afecta la capacidad de la persona para llevar a cabo actividades diarias. El Alzheimer es el tipo de demencia que afecta con mayor frecuencia a los adultos mayores.


Cuidar de alguien con Alzheimer tiende a ser muy estresante ya que a medida que la enfermedad avanza, la persona que la padece tiene más problemas para adaptarse a los cambios en el ambiente y para comunicarse, por lo que la estimulación cognitiva, la estimulación afectiva y el uso de algunas virtudes como la paciencia son algunas de las principales claves para cuidar a un enfermo de Alzheimer.

A continuación encontrará una serie de recomendaciones para el cuidado de personas con Alzheimer.

Mejora la co​municación con cambios simples

La comunicación verbal y la no verbal son dos aspectos que los cuidadores deben fomentar. En este sentido, se ha destacado la importancia de las expresiones del rostro de la persona que le cuida, el contacto físico, las caricias y las sonrisas entre otras formas de comunicación, dentro de las cuales se pueden mencionar las siguientes:

  • Antes de comenzar la conversación capte la atención del mayor y mírele siempre a los ojos cuando le hable o le escuche.
  • Llámele siempre por su nombre, así se mantiene su orientación personal.
  • Utilice un lenguaje sencillo con frases cortas y fáciles de entender. Hablándole lentamente y con claridad.
  • Emplee siempre mensajes en positivo. Es mejor indicarle lo que debe hacer, más que lo que no debe hacer (es preferible decirle “quédate en la silla” a “no te muevas de la silla”).
  • Al darle a elegir algo, no le ofrezca más de dos alternativas para no confundirle, Ej. Quieres ¿carne o pescado?
  • Dele tiempo a responder, la velocidad de comprensión está enlentecida y tardará más tiempo en elaborar una respuesta
  • Al pedirles hacer una tarea, es conveniente descomponerla en pequeños pasos y no seguir hasta no cumplir los pasos previos.
  • Tenga paciencia. Cuando el mayor haga la misma pregunta una y otra vez, contéstele brevemente y nunca malhumorado.
  • Trátele con respeto y no hable con otra persona como si él no estuviera.
  • No escatime gestos cordiales: sonrisas, abrazos. Le infundirán confianza y facilitará la tarea de la comunicación.

Cuida la higiene personal:

  • El baño o ducha debe ser una actividad placentera, teniendo especial cuidado con la temperatura del agua.
  • Siempre que sea posible deje que la persona se lave sola, se peine o afeite, proporcionándole el tiempo necesario.
  • Realice el lavado del cabello por último para evitar agitación.
  • Seque concienzudamente los pliegues, especialmente en pies y manos.
  • Se requiere el cepillado de los dientes y de la lengua con un cepillo suave, después de cada comida y antes de ir a dormir.
  • En el caso de la dentadura postiza, debe limpiarse como mínimo una vez al día, con un cepillo de fibras duras y guardarla en un vaso de agua que se cambiará diariamente.

Al momento de vestirse

A medida la enfermedad progresa las personas con Alzheimer necesitan orientación para vestirse. De ser necesario haga alguno de los siguientes cambios:

  • Se pueden poner en los armarios dibujos que indiquen el tipo de ropa y separarla según su finalidad, ya sea dibujos de camisas, pantalones, calcetines, ​etc.​
  • Tendrán dificultades para ponerse la ropa y olvidarán los pasos a seguir, para ayudarles colocaremos la ropa en el orden en que deben ponérsela. Sustituiremos todo lo que no sepan abrocharse por velcros o cremalleras.
  • Para ayudarles colocaremos la ropa en el orden en que deben ponérsela. Sustituiremos todo lo que no sepan abrocharse por velcros o cremalleras.
  • Que utilicen zapatos cómodos que sean fáciles de poner y quitar (con cierre adhesivo).
guardarropa con imágenes ​

Cuidados en el baño:

  • Sustituye la bañera por una ducha, coloca un asiento y barras, para evitar resbalones y caídas.
  • Quite cerraduras. La puerta de salida no debe abrirse hacia adentro si no hay suficiente espacio en el interior
  • El suelo del baño debe ser antideslizante.
  • Guarde los productos de limpieza en un lugar seguro, sacándolos solo para la actividad del aseo.
  • Guarde los medicamentos en un armario bajo llave.

Uso del sanitario:

  • Señale la puerta del baño con un distintivo fácil de reconocer (dibujo, luz, etc.).
  • La ropa debe ser fácil de quitar.
  • Interprete sus gestos cuando tienen ganas de ir al baño (camina en exceso, se desabrocha el pantalón, etc.).
  • Acompáñeles y dígales en todo momento lo que deben hacer.
  • Establezca una rutina de micción y defecación, si es preciso, recuérdele que es hora de ir al baño.

 

1: Barras para evitar resbalones. 2: Barra abatible. 3: Asiento para ducha

Baños adecuados para pacientes con Alzheimer

baños con barras y asientos para duchas 

Ayúdele a mantener una buena nutrición:

  • En las primeras fases hágale partícipe de la compra y elaboración de la comida. Esto le ayudará a mantener la actividad y estimular la memoria.
  • Debe intentar mantener el horario y el lugar de las comidas. El servicio de mesa debe ser lo más sencillo posible, suprimiendo objetos que puedan confundirlo.
  • Cuando aparezcan problemas para manejar los cubiertos, se le dará de uno en uno y más tarde se le dejará comer con los dedos.
  • El ambiente debe ser tranquilo, sin estímulos externos (TV, radio), para evitar que se distraiga.
  • No debe obligarle a comer por fuerza, distráigale con tono tranquilo y suave.
  • Una buena estrategia a la hora de comer es la de ponerse enfrente para que pueda imitar sus mismos actos.
  • En las fases avanzadas, cuando no sea capaz de masticar, lo más indicado es la alimentación triturada.
  • Cuando aparezcan atragantamientos, debe de mantener una dieta de textura uniforme, aportando líquidos en forma de gelatinas y sólidos triturados con espesantes (copos de puré de papa o espesantes comerciales).
  • Vigile el peso y la alimentación de su familiar. Las necesidades energéticas se incrementan con la progresión de la enfermedad.

Comidas:

  • Mantenga el horario de comidas y siéntelo siempre en el mismo lugar.
  • Invítele a poner y quitar la mesa.
  • Dele los cubiertos de uno en uno.
  • Permítale que coma con la mano cuando no sepan utilizar los cubiertos.
  • Pártale la comida en trozos pequeños y si se atragantan aplastarlos o triturarlos.
  • No mezcle sólidos y líquidos.
  • Utiliza para los líquidos gelatinas y espesantes

Haz cambios en el ambiente interno y externo

En el dormitorio:

  • Coloque una luz cerca de la cama, debe ser una luz suave o tenue, de ser posible colocar un piloto que permanezca encendido toda la noche.
  • Si por la noche se levanta al baño, deje la luz piloto y la del cuarto de baño encendido, para que sepa el camino.
  • Quite alfombras y retire objetos que puedan estorbar el paso (cables, etc.).
  • Tape los espejos cuando la persona se sienta confusa o asustada, ya que no será capaz de reconocerse a sí misma.
  • Cada habitación deberá señalizarse con un dibujo apropiado o palabras reconocibles en mayúsculas (ejemplo: baño con un dibujo del inodoro o la regadera).
  • Cierre aquellas puertas en las que no se desee que entre o pueda resultar peligrosa (ejemplo: la cocina).
  • El entorno debe ser sencillo, seguro y para facilitar la autonomía.
  • Las adaptaciones deben de hacerse de forma gradual y acorde a las necesidades.
  • Ojo con la cocina ya que puede tratarse de uno de los lugares más peligrosos de la casa.
  • Utilice vajilla y vasos irrompibles, de colores, para visualizarlos mejor y con manteles antideslizantes.
  • Guarde en un lugar seguro o bajo llave los utensilios punzantes o peligrosos (cuchillos, fósforos, tóxicos, etc.). Coloque los utensilios de uso más frecuente en un lugar accesible y evite el uso de bancos o escaleras.
  • Señalice mediante dibujos o palabras escritas el contenido de los armarios.

Accesos y salidas:

  • Coloque cerrojos o verjas de protección en las ventanas.
  • Pinte la puerta de entrada a la vivienda del mismo color que las paredes.
  • Asegúrese de que la puerta de salida siempre está bien cerrada.

Prepárese para los cambios de comportamiento:

  • Nunca les grite o regañe.
  • Dirija la atención del enfermo hacia otras cosas. Hablarle de cualquier cosa de forma tranquila con el fin de distraerle.
  • Prevenga las situaciones que desencadenan el problema.
  • Explíqueles las actividades que se van a hacer y darles tiempo.
  • Consulte con el médico, puede ser conveniente revisar la medicación.

Vagabundeo:

  • Facilítele un ejercicio físico regular controlado. Puede acompañar a su familiar a dar paseos al aire libre o incluso realizar una sencilla tabla de gimnasia.
  • Mantenga una rutina diaria, es primordial que realicen todos los días las mismas actividades, a la misma hora y en los mismos lugares. Esto les proporcionará seguridad.
  • Acondicione el entorno sin barreras arquitectónicas creando un ambiente seguro.
  • Utilice señales de orientación (con letras o dibujos en las diferentes habitaciones de la casa).
  • Proteja el hogar con cerraduras y sistemas de seguridad.
  • Dele una pulsera de identificación, por si llegara a perderse.
  • No preste atención a las caminatas y refuerce actividades alternativas.

Alucinaciones:

  • Algunas personas pueden tener percepciones que no corresponden a ningún estímulo físico externo, nunca negarle la alucinación, para él es real.
  • Tranquilícele, hablándole en un tono suave, diciéndole en todo momento quien es, para que él se sienta confiado y seguro.
  • Intente distraerle mostrándole algo que le guste.
  • Si la alucinación no le causa angustia, ni entraña peligro, puede no ser necesario intervenir.
  • Consulte a su médico, pues será necesario revisar la medicación.

Delirios

Los delirios consisten en falsas ideas que no tienen evidencia en la realidad.

  • Sitúele en un espacio conocido y familiar.
  • Escúchele para que se sienta atendido.
  • No discuta. No le dé la razón, ni le lleve la contraria. Dígale que le va a ayudar.
  • Si tiene delirios de robo, preste atención a los lugares donde suele esconder las cosas.
  • Desvíe su atención hacia cosas o actividades agradables.

Inactividad, apatía

Es importante organizar actividades que le resulten placenteras, esto aumentará su estado de ánimo.

  • Hágales sentir útil dentro del entorno familiar.
  • Si el mayor enfermo no desea cooperar en algo, es preferible no insistir.
  • Distráigale y vuelva a intentarlo más tarde.
  • Fomente que realice algún ejercicio físico y anímele a relacionarse con otras personas.
  • En algún caso es conveniente utilizar el tratamiento medicamentoso.
  • Consulte con su médico.

Encuentre lo que le hace perder el sueño:

  • Mantenga una actitud calmada, no se intranquilice con su familiar.
  • Organícele una actividad física durante el día.
  • Evite cabezadas diurnas o que duren más de 30 minutos.
  • Haga que siempre se vaya a la cama a la misma hora.
  • Prepare cenas ligeras y evite exceso de líquidos antes de ir a la cama.
  • El dormitorio debe ser silencioso y con luces tenues.

Reconozca que ambos son igual de importantes en los cuidados:

  • Recuerde que usted cuida a un ser querido enfermo.
  • La enfermedad que padece va a precisar de usted cada día un poquito más y para ello debe de programarse
  • Sepa hasta dónde puede llegar, y a partir de qué momento tiene que pedir ayuda.
  • Sea realista, habrá cosas que tendrá que delegar por el bien suyo, no se engañe.
  • Elija aquellas tareas que le suponen a usted con su familiar más satisfacción y menor perjuicio para su salud física y emocional.

Y sobre todo, no se culpe, los sentimientos negativos existen y deben de aflorar, no los esconda, perjudicaría seriamente su salud.

  • Aprenda a delegar.
  • Programe su vida.
  • Deje espacios de ocio y libertad y respételos.
  • Su tiempo es su tesoro. Su tiempo es su salud.
  • Solicite ayuda de sus familiares.
  • Solicite ayuda de profesionales.
  • Solicite ayuda de amigos y voluntarios.
  • Solicite ayuda de instituciones.

Ponga atención a sus propios sentimientos como cuidador

Recuerde que usted cuida de un ser querido, de ser necesario busque ayuda en algún grupo de soporte. Sepa hasta dónde puede llegar, y a partir de qué momento tiene que pedir ayuda. Sea realista, a todo no llega y habrá cosas que tendrá que delegar por el bien suyo, no se engañe. Y sobre todo, no se culpe, los sentimientos negativos existen y deben de aflorar, no los esconda, ya que perjudicaría seriamente su salud.

Para obtener más información sobre los grupos de soporte comuníquese con la departamento de geriatría de la Unidad Médica Atlacatl o también pueden brindarle información en la clínica de deterioro cognitivo del Policlínico Arce ISSS.

​​

Recomendaciones para el cuidador de pacientes con Alzheimer

 Te puede interesar

 

 

VIH y SIDALic. René Alejandro Zelaya. Educador en salud.VIH Y SIDA aprenda más sobre estos dos términos, sus formas de contagio y etapas para minimizar los riesgos de contraer este virus.
Diferencias entre urgencia y emergenciaDra. Sara Granadino. Médico familiar.Cuando las personas de forma imprevista, presentan un problema de gravedad y necesita atención médica decimos que sufre una urgencia
Prevengamos la fiebre tifoidea Dr. William Sosa - Lic. Tirso TamayoCon medidas preventivas como consumir agua potable, el lavado de manos así como apegarse a buenas prácticas higiénicas para la preparación de alimentos estaremos cuidando de nuestra salud.