¿Podría tener melanoma?

Familia > Salud-al-día
Escrito por:
Dra. Delma de Montalvo. Internista.
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Departamento Atención en Salud
Publicado:
6/14/2021 6:00:00 AM
Palabras claves:
Cáncer de piel, melanoma, exposición al sol, protección solar
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Salud-al-día
lunes, 14 de junio de 2021
429
martes, 29 de junio de 2021
No

​​​​​​​

Los melanomas son los canceres de piel que se desarrollan en las capas más externa de la piel y la exposición prolongada al sol es uno de los principales factores de riesgo. El cáncer de piel no melanoma hace referencia a otros tipos de cáncer que se producen en la piel y no son melanomas, es decir, aquellos que se producen en las capas profundas de la piel. Más del 90% de los cánceres de piel se podrían prevenir usando protección solar, revisiones y autoexploración. En este artículo hablaremos sobre el melanoma.

¿Qué es el melanoma?

Un tipo de cáncer de piel, se desarrolla en la epidermis la capa más su​​​per​ficial de la piel. A menudo se denomina el "cáncer de piel más grave" porque puede extenderse desde la piel a otras partes del cuerpo. A pesar de su malignidad   su probabilidad de curación aumenta si se detecta a tiempo. Por eso es importante actuar en la prevención y el diagnóstico temprano.

Todas las personas de todas las edades y colores de piel pueden padecerlo.

La clave para una detección temprana es que cada persona se examine y se revise la piel, en busca de este tipo de cáncer. A continuación le explicamos cuales son las características que debe revisar en su piel y como realizarse un autoexamen.​

El ABCDE del melanoma​

Aprenda a reconocer un melanoma con estas 5 señales: ​

​​​
​ASIMETRIA: la mitad de un lugar es diferente a la otra mitad.​
​​​BORDE: la mancha tiene un borde irregular o mal definido.​
​​ COLOR: la mancha tiene diferentes colores de un área a la otra, entre tonos de marrón, bronceado o negro, o áreas de blanco, rojo y azul.

DIÁMETRO: usualmente miden más de 6mm, o bien el tamaño del borrador de un lápiz, cuando se diagnostican suelen ser más pequeños.

​ EVOLUCIÓN: la mancha se ve diferente, en color y tamaño conforme transcurre el tiempo.​

Factores de riesgo

  • Edad: la mayoría de casos se presenta entre los 30 y 60 años, aunque cada vez más se ve en personas jóvenes. Es raro en niños y es generalmente más benigno.
  • Sexo: es más frecuente en hombres que en mujeres (en USA), en Europa es a la inversa. Su localización más frecuente: en el tronco en los hombres y en las piernas en las mujeres. En hombres de mayor edad, puede aparecer en la cabeza y cuello.
  • Raza. Es 10 veces más frecuente en la raza blanca que en la negra. Este riesgo es mayor en personas de piel muy blanca con pelo rubio o pelirrojo y ojos azules o verdes. El melanoma también puede aparecer en las mucosas, los ojos, las palmas de las manos, uñas y las plantas de los pies (es decir, en los sitios con menor pigmentación).
  • Pieles con múltiples lunares, sobre todo más de 50.
  • Lunares atípicos o de apariencia irregular.
  • Historia familiar de melanoma.
  • Antecedentes personales de melanoma.
  • Inmunosupresión: Cualquier situación que produzca una disminución del sistema inmunitario, como enfermedades (leucemias, linfomas, VIH), trasplante de órganos o medicamentos, aumenta el riesgo de padecer un melanoma.
  • Quemaduras solares sobre todo en la infancia
  • La exposición a los rayos UV causa más del 90% de los casos.
  • El bronceado y las quemaduras de sol son la respuesta del cuerpo al daño causado por la exposición a los rayos UV. El bronceado es un signo de piel dañada. El bronceado en interiores, la exposición a pantallas de tv., computadoras, teléfonos celulares, expone a las personas a rayos UV que son más intensos que el sol.

Recomendaciones para prevenir el Cáncer de Piel

​(Melanoma y no melanoma)

  • Evitar la irradiación ultravioleta excesiva, tanto solar como artificial (cabinas de rayos UVA) y, sobretodo, las quemaduras solares.
  • Proteger la piel cuando estamos expuestos al sol con gafas de sol, gorro, sombrillas y cremas de foto protección solar.
  • Utilizar una crema de protección con las siguientes características: de amplio espectro, es decir protege contra rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB), un índice de protección entre 30 y 50 o más, resistente al agua para un máximo de 40 a 80 minutos, aplicándolo media hora antes de la exposición solar, en cantidad suficiente (1 onza aproximadamente) y renovando la aplicación cada 2 horas.
  • Aplique protección solar en todas las áreas que nos están cubiertas por su ropa. No olvide el cuello, cara, orejas, parte superior de los pies y piernas.
  • Evite exponerse al sol en horarios de las entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • No exponer al sol a niños menores de 15 meses.
  • Enseñar a los niños a protegerse del sol.
  • La radiación ultravioleta llega a nuestra piel a través de las nubes, los cristales, debajo de una sombrilla y cuando vamos por la sombra.
  • Se recomiendan revisiones dermatológicas anuales, o antes si se aprecian cambios o lesiones nuevas.​

Cómo hacerse un autoexamen de la piel​​

​​​
​1. Examine su cuerpo frente a un espejo de cuerpo entero​.
​​​ 2. Mire sus axilas, antebrazos y palmas.​
​​ 3. Mire sus piernas, entre los dedos de los pies y las plantas de los pies.

4. ​​Use un espejo de mano para revisar su cuello, cuero cabelludo, espalda y glúteos​.
¿Podría tener melanoma?