Aprende sobre la influenza y la importancia de vacunarse

Familia > Salud-al-día
Escrito por:
Dra. Genoveva Morales
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe Sección Atención Primaria en Salud
Publicado:
8/25/2020 6:00:00 AM
Palabras claves:
temporada, influenza, vacunación, organismo, protección y alergia
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Salud-al-día
martes, 25 de agosto de 2020
364
martes, 13 de octubre de 2020
No

​​​

¿Qué tipo de temporada de influenza se espera este año?

La influenza es una enfermedad impredecible. Mientras que la influenza se propaga todos los años, el momento, la gravedad de la enfermedad y la duración de la temporada varían de un año a otro.

¿Circularán nuevos virus de influenza esta temporada?

Los virus de la influenza están cambiando constantemente por lo que no es inusual que cada año aparezcan nuevos virus de influenza.

¿Qué debería hacer para que ​mis seres queridos estén protegidos contra la influenza esta temporada?

Promover en la familia y la población a que se vacune y la importancia de vacunarse contra la influenza. La vacunación es de  especial importancia en las personas con alto riesgo de presentar complicaciones por influenza y los contactos cercanos. Además, si uno de sus seres queridos corre alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza y tiene síntomas de la enfermedad, es necesario buscar atención médica.

¿Cuándo debo vacunarme?​

Como el momento preciso de la aparición, el pico y la culminación de las temporadas de la influenza varían de un año a otro y no pueden predecirse, es difícil determinar cuándo es el mejor momento para vacunarse en cualquier temporada. En un intento por equilibrar la necesidad de que se vacune la mayor cantidad de personas antes de que comience la actividad de la influenza con la preocupación de una posible disminución en la inmunidad por la vacunación durante la temporada de influenza, los CDC y el ACIP recomiendan vacunarse según circulación de virus de la enfermedad.

¿Qué poblaciones tienen mayor riesgo de complicaciones médicas atribuibles a la influenza grave?

Todas las personas de ≥6 meses que no tengan contraindicaciones deben vacunarse anualmente. Sin embargo, la vacunación para prevenir la influenza es particularmente importante para las personas que tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades graves y complicaciones de la influenza y para las visitas ambulatorias, a emergencias o al hospital relacionadas con la influenza.  Estas personas incluyen:

mama y bebé

Todos los niños de 6 a 59 meses.

abuelo

Todas las personas de 60 años o más

spray

Adultos y niños con trastornos pulmonares crónicos (incluido el asma), cardiovasculares (excluyendo la hipertensión aislada), renales, hepáticos, neurológicos, hematológicos o metabólicos (incluida la diabetes mellitus)

paletas

Personas inmunodeprimidas por cualquier causa (que incluye, entre otros, inmunosupresión causada por medicamentos o infección por VIH.

paletas

Mujeres que están o estarán embarazadas durante la temporada de influenza.

paletas

Niños y adolescentes (de 6 meses a menores de 18 años ) que están recibiendo medicamentos que contienen aspirina o salicilato y que pueden estar en riesgo de experimentar el síndrome de Reye después de la infección por el virus de la influenza.

paletas

Residentes de hogares de ancianos y otras instalaciones de atención a largo plazo.

Quienes viven o cuidan a personas con mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la influenza

Todas las personas ≥ 6 meses sin contraindicaciones deben vacunarse anualmente; sin embargo, además de las personas con mayor riesgo de complicaciones médicas atribuibles a la influenza grave, también se debe hacer hincapié en la vacunación de las personas que viven o cuidan de aquellas que tienen un mayor riesgo.  los esfuerzos de vacunación deben centrarse en administrar la vacuna a las personas con mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la influenza, así como a las personas que viven o cuidan de dichas personas, incluidas las siguientes:

  • El personal de atención médica, incluidas todas las personas  que trabajan en entornos de atención médica y que tienen el potencial de exposición a pacientes y / o materiales infecciosos. Este personal puede incluir  médicos, enfermeras, asistentes de enfermería, asistentes médicos, terapeutas, técnicos, personal de servicios médicos de emergencia, personal dental, farmacéuticos, personal de laboratorio, personal de autopsias, estudiantes internos y otras personas que no están directamente involucradas en la atención del paciente pero que pueden estar potencialmente expuestas a agentes infecciosos (por ejemplo, oficinistas, dietéticos, limpieza, lavandería, seguridad, mantenimiento, administración, facturación). 
  •  Contactos domésticos (incluidos niños) y cuidadores de niños ≤ 59 meses (es decir, <5 años) y adultos ≥ 50 años, en particular contactos de niños <6 meses; y
  • Contactos en el hogar (incluidos niños) y cuidadores de personas con afecciones médicas que los ponen en mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza.

El personal de atención médica y las personas que son contactos de personas en estos grupos (con la excepción de las personas gravemente inmunodeprimidas que requieren un ambiente protegido) pueden recibir  vacuna contra la influenza que esté indicada. Las personas que cuidan a personas gravemente inmunodeprimidas que requieren un entorno protegido deben recibir

Número de dosis para niños de 6 meses a 5 años: los niños de 6 meses a  5 años requieren 2 dosis de la vacuna contra la influenza administradas con un mínimo de 4 semanas de intervalo durante la primera temporada de vacunación para una protección óptima.  La determinación de la cantidad de dosis necesarias se basa en la edad del niño en el momento de la primera dosis de la vacuna contra la influenza 2019-2020 y 2) la cantidad de dosis de la vacuna contra la influenza recibidas en temporadas de influenza anteriores:

  • Los adultos y los niños de 5 años o más necesitan solo 1 dosis de la vacuna contra la influenza para la temporada 2019-20.
  • Para las personas de 6 meses a 5 años, la cantidad de dosis de vacuna contra la influenza necesarias para la temporada de influenza 2019-20 se determina de la siguiente manera:
    • Aquellos que hayan recibido previamente ≥2 dosis totales de la vacuna contra la influenza trivalente o tetravalente con ≥4 semanas de diferencia antes del 1 de julio de 2019, requieren solo 1 dosis para 2019-20. No es necesario que las 2 dosis anteriores de la vacuna antigripal se hayan administrado en la misma temporada o temporadas consecutivas.
    • Mujeres embarazadas Se ha observado que las mujeres embarazadas y en el posparto tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades graves y complicaciones por la influenza, particularmente durante el segundo y tercer trimestre. El ACIP y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que todas las mujeres que estén embarazadas o que puedan estar embarazadas o en el posparto durante la temporada de influenza reciban la vacuna contra la influenza. 

¿Qué puede hacer para proteger a los niños que son demasiado pequeños para vacunarse?

Los niños menores de 6 meses tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, pero son demasiado pequeños para recibir la vacuna contra la influenza. Es por esto que es especialmente importante protegerlos de esta enfermedad. Si usted vive con un bebé de menos de 6 meses o cuida de él, usted debe vacunarse contra la influenza para que el bebé esté protegido.  Las demás personas que tienen contacto con el bebé también deben vacunarse. Además, los estudios han demostrado que la vacunación de la madre contra la influenza en el embarazo puede proteger al bebé de la infección por influenza después del nacimiento y durante varios meses de ahí la importancia de vacunar a las embarazadas durante la campaña de Vacunación contra la influenza

La vacuna contiene tres cepas, con la composición modificada cada año con el fin de proteger contra aquellas cepas prevalentes, tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, en donde la circulación de cepas de la influenza es diferente y ocurre en diferentes meses del año.

¿Qué sucede en el organismo cuando una persona tiene influenza?

Los virus de la influenza a menudo infectan las vías respiratorias (es decir, las vías aéreas de la nariz, la garganta y los pulmones).  En la medida que la infección avanza, el sistema inmunitario del organismo responde para combatir el virus. Esto provoca inflamación que trae como consecuencia la aparición de síntomas respiratorios como tos y dolor de garganta.  La respuesta del sistema inmunitario también puede provocar fiebre y dolores musculares o corporales.  Cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, puede diseminar los virus de la influenza a través de gotitas que van por el aire y alcanzan a las personas que están más cerca. Las personas pueden llegar a contraer la influenza si tocan una superficie o un objeto contaminado con el virus de la influenza y se tocan luego la boca o la nariz.​

La mayoría de las personas que se enferman se recuperan al cabo de unos pocos días a dos semanas, pero algunas personas pueden enfermarse de gravedad. A raíz de una infección por influenza, pueden aparecer complicaciones moderadas como infecciones secundarias del oído y los senos nasales. La neumpnía es una complicación grave de la influenza que puede ser provocada por la infección del virus de la influenza sola o por una coinfección de virus de la influenza y bacterias.

Otras posibles complicaciones graves desencadenadas por la enfermedad de la influenza  pueden ser la inflamación del tejido que rodea el corazón (miocarditis), el tejido cerebral (encefalitis) o el tejido muscular (miositis, rabdomiólisis) y la insuficiencia multiorgánica (p. ej., insuficiencia renal y respiratoria). Estas complicaciones graves le pueden suceder a cualquier persona, pero puede ser más probable en aquellas que padecen ciertas afecciones crónicas o en las personas mayores.

¿Qué debería hacer para protegerme de la influenza esta temporada?

LA OMS, OPS Y EL CDC recomiendan recibir la vacuna contra la influenza desde los 6 meses de edad en adelante como el primer y más importante paso en la protección contra esta enfermedad potencialmente grave.

Además de vacunarse contra la influenza estacional, puede tomar medidas de prevención diarias tales como:

  • permanecer alejado de personas enfermas.
  • lavarse las manos para reducir la propagación de gérmenes.
  • si ha contraído la influenza, permanezca en su casa y no asista al trabajo o la escuela para prevenir el contagio de la influenza a otras personas.
  • aislamiento de utensilios para comer y beber

Vacuna tetravalente  es una vacuna antigripal, indicada para la inmunización de adultos y niños a partir de los 6 meses de edad para la prevención de la gripe causada por los virus de la influenza A Y B contenidas en la vacuna.

La vacuna contiene tres cepas, con la composición modificada cada año con el fin de proteger contra aquellas cepas prevalentes, tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, en donde la circulación de cepas de la influenza es diferente y ocurre en diferentes meses del año

una vacuna es cualquier preparación cuya función es la de generar del organismo inmunidad frente a una determinada enfermedad, estimulándolo para que produzca anticuerpos que luego actuarán protegiéndolo frente a futuras infecciones, ya que el sistema inmune podrá reconocer el agente infeccioso y lo destruirá.

¿Puedo vacunarme y aun así contraer influenza?

La vacunación contra la influenza puede reducir los casos graves y las hospitalizaciones por enfermedades pulmonares crónicas relacionadas con la influenza, como por ejemplo en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es posible contraer la influenza incluso si se ha vacunado. Esto es posible por los siguientes motivos:

  • Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarda en desarrollar la protección posterior a la vacunación. Esta exposición puede ocasionar que se enferme de influenza antes de que la vacuna haga efecto. (Los anticuerpos que brindan protección se desarrollan en el cuerpo aproximadamente 2 semanas después de la vacunación).
  • Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna contra la influenza estacional. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La vacuna contra la influenza está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes y los más graves.
  • La efectividad de la vacuna contra la influenza es alta
  • La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente, basándose, en parte, en los factores de salud y en la edad de la persona que se vacuna. También puede variar según la correspondencia entre los virus de la vacuna que se utilizaron para fabricarla y los virus que circulan esa temporada.
  • Incluso si contrae la influenza después de vacunarse, algunos estudios demuestran que la vacuna contra la influenza puede reducir la gravedad de la enfermedad.
Por lo general, los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza son leves y desaparecen por sí solos en unos pocos días, dentro de los que se incluyen: Dolor, enrojecimiento o inflamación donde se administró la inyección.

​¿Puedo vacunarme contra la influenza si soy alérgico al huevo?

Las recomendaciones para personas con alergias al huevo siguen siendo las mismas:
  • Es poco probable que las personas que pueden comer huevos ligeramente cocidos (p. ej., huevos revueltos) sin tener ningún tipo de reacción sean alérgicas.
  • Las personas que solo han tenido urticaria ante la exposición al huevo deberían vacunarse con cualquier vacuna contra la influenza que esté aprobada, recomendada y acorde a la edad 
  • Las personas que reportan otros síntomas además de urticaria luego de estar expuestas a huevos (como angioedema, dificultades respiratorias, desvanecimiento o vómito recurrente, o personas que necesitan epinefrina u otro tipo de intervención y servicios médicos de emergencia) también deberían recibir cualquier vacuna contra la influenza aprobada y recomendada que sea adecuada.
    • Además, para estas personas, la vacuna debería administrarse en un centro médico para pacientes ambulatorios u hospitalizados y bajo la supervisión de un proveedor de atención médica que sea capaz de reconocer y manejar afecciones alérgicas graves.
  • Una reacción alérgica grave previa a la vacuna contra la influenza, independientemente del componente que se cree que desencadenó la reacción, es una contraindicación para la futura administración de la vacuna.
Los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza: dolor de cabeza, vómitos, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta y tos. Si ocurren estos problemas, por lo general comienzan poco después de la vacunación, son leves y duran poco tiempo.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad (alergia) a los principios activos, a alguno de los excipientes mencionados en la sección “COMPOSICIÓN" de​ la vacuna, o a cualquier compuesto que pudiera estar presente como traza, tales como huevo (ovoalbúmina, proteínas de pollo), neomicina, formaldehído y octoxinol-9.
  • Se debe posponer la vacunación en caso de infección febril moderada o grave o de enfermedad aguda.

¿Dónde puedo vacunarme contra la influenza?​

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en todos los centros de Atención del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y del Ministerio de Salud.​​

Referencias:

  • CDC. FluSight: pronóstico de la influenza. (2020). Retrieved 17 August 2020, from https://espanol.cdc.gov/flu/weekly/flusight/index.html​


Aprende sobre la influenza y la importancia de vacunarse