Los termómetros infrarrojos no dañan las retinas ni matan las neuronas

Familia > Salud-al-día
Escrito por:
Ing. William Alexis Juárez Turcios- Colaborador Técnico en Salud I
Revisado por:
Dr. Walter Omar Mayén Morales. Jefe del departamento de medicina del trabajo
Publicado:
6/25/2020 6:00:00 AM
Palabras claves:
Termómetro, infrarrojo, daño, retinas, riesgo, neuronas
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Salud-al-día
jueves, 25 de junio de 2020
347
lunes, 10 de agosto de 2020
No
​​​​​​​



Cómo funciona un termómetro infrarrojo

El cuerpo humano desprende ondas térmicas con varias longitudes de onda, dependiendo del calor, el lente del dispositivo convierte esta radiación en señales eléctricas que de acuerdo a su mecanismo éstas son interpretadas y convertidas en señal digital para saber la temperatura del cuerpo en grados Celsius (oficialmente centígradas) o Fahrenheit El punto rojo que se observa, es una luz roja (no láser) que el termómetro provee para que la persona que está tomando la temperatura observe donde está midiendo. Esta luz roja no quema, no emite calor.

El Ministerio de Sanidad de España ha indicado que los termómetros son equipos que utilizan tecnología por radiación infrarroja para la detección no invasiva de la temperatura febril. Los termómetros tienen la consideración de productos sanitarios y por lo tanto, para su comercialización en ese país, tienen que estar provistos del marcado CE, distintivo que aclara que el producto cumple con los requisitos de seguridad, eficacia y calidad establecidos en la legislación de productos sanitarios y que debe figurar en el etiquetado y el manual del producto.

Algunos manuales ​incluyen como medida de seguridad no apuntar a los ojos. La mayoría de ​termómetros, menciona que no tienen láser incorporado, especialmente los que son utilizados cerca de la frente. Según el Colegio de Ópticos y Optometristas de Puerto Rico (CNOO) afirman que sería necesario un tiempo prolongado de exposición y un nivel de concentración alto para poder llegar a dañar el ojo, niveles que aparentemente no son capaces de alcanzar.

​​Por su parte la FDA, agencia federal que regula los medicamentos en Estados Unidos​, indica que la utilización de este tipo de termómetros reduce el riesgo de contaminación cruzada y minimiza la propagación de enfermedades, afirmando que son fáciles de utilizar, limpiar y desinfectar. En ningún caso, mencionan el riesgo de un posible daño ocular.​​

 

La distancia

Uno de los audios virales que comparte la desinformación sobre los termómetros recomienda: “El termómetro debe estar de 5 a 15 cm de la cabeza". Otro audio dice “Yo ahora voy a los supermercados y le pido al vigilante que en la cabeza no, que me lo ponga en el brazo". Pero estas recomendaciones comprometen los resultados de la medición.

​La temperatura de nuestro cuerpo no siempre es uniforme. En manos, pies, codos, brazos y muslos, la temperatura puede descender incluso hasta los 25 grados centígrados. Hacer una medición en las manos o en los brazos arrojaría una medición errónea. De hecho, las partes del cuerpo donde se puede medir de manera más exacta la temperatura son: la frente, la boca y el recto.

​Además, la distancia correcta para realizar la medición es de entre 3 y 5 centímetros. Una vez se aleja el termómetro de los 5 centímetros, el índice de variabilidad es mayor y por tanto, no es confiable la medición, según lo explica Carlos Govea, instructor comercial de equipos médicos de Hergom Medical

¿Están en riesgo nuestras neuronas?​

Uno de los audios que se comparten como cadenas en WhatsApp​ asegura que los termómetros de no-contacto también usan rayos X, con radiación lo que supuestamente  “hoy te matan mil neuronas, mañana mil, pasado mañana otras mil, y eso a la larga trae un sinnúmero  de alteraciones a tu sistema​​ nervioso central y nunca vas a saber que fue con esa lamparita". 

Según Govea dice tampoco es verdad. Aunque es cierto que la radiación afecta el tejido celular cuando se está expuesta a ella durante mucho tiempo, los termómetros infrarrojos​​​​ no emiten radiación ni rayos X para su funcionamiento.

​En conclusión 

Los termómetros infrarrojos destinados a la toma de temperatura de seres humanos destinado con tal fin no suponen riesgo para  nuestras retinas, ni nuestras neuronas, al contrario, cooperar con este tipo de medidas sanitarias en la llamada nueva normalidad contribuye a la prevención de contagios de COVID-19, no olvidando seguir estrictamente las pautas e instrucciones de uso del fabricante de estos aparatos.

Si quiere adquirir uno ​digital, este debe ser termómetro infrarrojo para uso humano y garantizar que los equipos  traigan consigo sus respectivos certificados basados en normas técnicas por organismos de certificación acreditados.​

En el siguiente video ampliamos más la información

 
​​​ 

Referencias



Los termómetros infrarrojos no dañan las retinas ni matan las neuronas