Moverse prolonga la vida

Familia > Salud-al-día
Escrito por:
Dr. Dennis Canales. Médico Internista.
Revisado por:
Dr. Gustavo Cuellar. Médico Familiar.
Publicado:
12/11/2019 6:00:00 AM
Palabras claves:
actividad, física, sedentarismo, pantalla, reducción mortalidad
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Salud-al-día
miércoles, 11 de diciembre de 2019
307
lunes, 24 de febrero de 2020
No

​​​​​​

​​​​​​​​Según la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física es actualmente un factor de alto impacto en la mortalidad mundial, después de la Hipertensión Arterial, el consumo de tabaco y la hiperglicemia (Diabetes).
Las personas deben tener conciencia de la importancia en la salud que tiene la inactividad física, el sedentarismo y el tiempo en pantalla (televisión, celulares, tabletas, etc.).
Es de vital importancia, el inicio de actividad física, con incrementos graduales y con diversas estrategias que hagan atractivo para la persona, no abandonar el buen hábito. Llevar una vida activa: nos alarga la vida. Alarga la esperanza y calidad de vida. Se vive más tiempo y mejor.​

Beneficios demostrados científicamente de la actividad física regular:​

  1. Nos mantiene ágiles físicamente. Reduce la pérdida de masa ósea y fortalece los grupos musculares.
  2. Nos mejora el bienestar mental, nos ayuda a reducir la ansiedad y canalizamos mejor el estrés.
  3. Nos ayuda a conciliar mejor el sueño y disfrutamos de un descanso de mejor calidad.
  4. Nos mejora la capacidad y función cognitiva (funciones cerebrales optimizadas).
  5. Fomenta la sociabilidad en la medida que como estrategia escojamos participar en actividades grupales complejas (grupos de gimnasia, aeróbicos, etc.) o sencillas como simplemente salir a caminar o correr en compañía.
  6. Nos fomenta el consumo de agua. Es más sano que tomar bebidas sintéticas o naturales con exceso de azúcar.
  7. Principalmente nos ayuda a regular el peso y alcanzar metas medibles, al consumir calorías dependientes de la grasa corporal, y fomentando el desarrollo muscular, y un mejor funcionamiento articular.
  8. Reduce gradualmente el sobrepeso y obesidad: siendo esta una meta importante a lograr a me​diano o largo plazo.
  9. Reduce el riesgo de desarrollar o ayuda a controlar y alcanzar metas en algunas enfermedades:
    • Diabetes tipo 2.
    • Enfermedades Cardiovasculares (cerebro y corazón).
    • Hipertensión Arterial.
    • Dislipidemia (colesterol malo elevado conocido como LDL, triglicéridos elevados; y ayuda a mejorar los niveles protectores del colesterol bueno o HDL).
    • Cáncer de Mama y Cáncer de Colon.​

No solo se trata de aumentar la actividad física y reducir el sedentarismo: Debemos poner atención a los problemas que conlleva el “tiempo en pantalla”, pues este último fomenta a los dos primeros y nos puede llevar a largo plazo a complicaciones como “ojo seco” por reducción del parpadeo; dolor cervical crónico por la postura al ver per​manentemente pantallas en la mano, y esta última sufrir consecuencias como el túnel del carpo (adormecimiento, dolor, pesantez, hormigueo en las manos, etc.).

​​Recomendaciones de actividad física, sedentarismo y tiempo en pantalla

Realizar como mínimo a la semana: 150 minutos de actividad física moderada (aumenta la sensación de calor, ligera sudoración, aumenta el ritmo cardíaco y respiratorio y puede hablar sin sentir falta de aire) o 75 minutos de actividad física vigorosa (la sensación de calor y sudoración es más fuerte, resulta difícil hablar). Lo importante y el mayor beneficio se logran con la constancia y regularidad más que con la cantidad. Sin embargo la mezcla de ambos factores potencia los resultados.

Además por lo menos dos días a la semana actividades de fortalecimiento muscular y mejora de la masa ósea que incluya grandes grupos musculares (piernas, caderas, tronco, hombros, brazos) y actividades para mejorar la flexibilidad.

En cuanto al sedentarismo, reducirlos a menos de dos horas; y cada una o dos horas hacer pausas activos (levantarse, estirar los brazos y las piernas, dar un breve paseo). Fomentar el transporte activo (caminatas o en bicicleta). Reduzca el tiempo en pantallas de equipos celulares, consolas de juegos, tabletas y televisores. Fomente las conversaciones con sus familiares y amigos, tomando la iniciativa de apagar o apartar aparatos. Una alternativa saludable pero que no debe sustituir el ejercicio son los llamados ExerGames (juegos de consola que fomentan la actividad física moderada a vigorosa, como el Wii).​

​Referencias:

​ • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Actividad Física para la Salud y Reducción del Sedentarismo. Recomendaciones para la población. Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el SNS. Madrid, 2015. • William J Klish, MD, Joseph A Skelton, MD, MS; (2019). Definition, epidemiology, and etiology of obesity in children and adolescents. Editors: Kathleen J Motil, MD, PhD, Mitchell E Geffner, MD. www.uptodate.com
Moverse prolonga la vida