Cómo hablar sobre sexo con nuestros hijos adolescentes

Familia > Adolescencia
Escrito por:
Dra. María Magdalena Martínez Gómez. Pediatra-neonatóloga
Revisado por:
Dr. Jaime Castro. Jefe de Departamento Atención en Salud
Publicado:
05-May-22 6:00:00 AM
Palabras claves:
Adolescentes, sexualidad, sexo
 

 Reutilización de elemento de catálogo

Familia:Adolescencia
martes, 5 de abril de 2022
460
miércoles, 18 de mayo de 2022
No

adolescentes platicando

Los jóvenes experimentan numerosos cambios físicos, emocionales y sociales. En esta etapa se define la identidad sexual y el acompañamiento de los padres es de suma importancia para establecer las pautas de una sexualidad saludable.

Salud sexual y reproductiva en los adolescentes

Durante la adolescencia, los jóvenes experimentan numerosos cambios físicos, emocionales y sociales. En el ámbito de la sexualidad se trata de un período en el que dominan cambios como: pasar de un cuerpo de niña o niño, a un cuerpo de mujer o varó​n; transformar una identidad infantil en una identidad adolescente; sustituir el núcleo familiar por el núcleo externo compuesto por los amigos.

En esta etapa, es fundamental que como padres podamos abordar con franqueza las muy humanas preguntas sobre el desarrollo sexual, el deseo sexual y la naturaleza de la identidad sexual en el desarrollo del adolescente, así como también, compartir información objetiva con ellos y brindarles una correcta orientación moral para que tengan herramientas que les permitan comprender lo que les está sucediendo.

En este sentido, la educación sexual es una responsabilidad de los padres. Reforzando y complementando lo que tu hijo adolescente aprende en la escuela, puedes establecer las pautas de una sexualidad saludable que dure toda la vida

​¿Cómo hablar de sexo con nuestros hijos?

El sexo es un tema de todos los días en las noticias, el mundo del entretenimiento, la publicidad y las redes sociales. Suele ser difícil evitar este tema, tan presente en todas partes. Sin embargo, cuando es necesario que como padres conversemos con nuestros hijos sobre este tema, no siempre es tan sencillo. Si esperamos al momento perfecto, es posible que dejemos pasar las mejores oportunidades.

Es mejor pensar en la educación sexual como una conversación en curso. A continuación, te brindamos algunas estrategias que puedes usar para “romper el hielo" e iniciar esta conversación:

  1. Aprovecha el momento presente. Cuando en un programa de televisión o en un video musical surja algún tema referido al comportamiento sexual responsable, úsalo como punto de partida para iniciar la conversación. Recuerda que muchos momentos cotidianos (como cuando viajan juntos en el vehículo o comparten tareas diarias) suelen ofrecer las mejores oportunidades para conversar.
  2. Sé honesto. Si te sientes incómodo, dilo (pero aclara que es importante seguir conversando). Si no sabes cómo responder las preguntas que te hace tu hijo adolescente, ofrécele averiguar la respuesta o buscarla juntos.
  3. Sé directo. Expresa claramente lo que sientes sobre temas específicos. Presenta los riesgos de las relaciones sexuales a temprana edad de manera objetiva, tales como el dolor emocional, las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no planeados.
  4. Considera la perspectiva de tu hijo adolescente. No le des una clase a tu hijo adolescente ni recurras a la táctica del miedo para desalentarlo de tener actividad sexual. Por el contrario, escúchalo atentamente. Entiende las presiones, los desafíos y las preocupaciones por las que se encuentra atravesando.
  5. No te concentres solo en los hechos. Tu hijo necesita información exacta sobre el sexo (pero es igualmente importante hablar sobre sentimientos, actitudes y valores). Analiza la ética y la responsabilidad en el contexto de tus creencias personales o religiosas.
  6. Sugiere seguir la conversación. Hazle saber a tu hijo adolescente que está bien hablar contigo sobre sexo cada vez que tenga una pregunta o una inquietud. Destaca que ha hecho bien en hacerte una pregunta; puedes decirle "Me alegro que hayas acudido a mí".

​¿Cómo responder preguntas difíciles?

En ocasiones durante la charla, puede que surjan algunas preguntas difíciles de contestar, cuando sea así mantén la calma y procura no volverte intimidante, que sea una conversación en las dos direcciones, no un monólogo en el que des consejos o acuses. También es importante que tus hijos den su opinión y tú las escuches, que sepas cómo piensan o ellos se sientan escuchados o comprendidos.

Si alguna vez te preguntan:

  • ​¿Cómo sé si estoy listo para tener relaciones sexuales? No te escandalices, recuerda que diversos factores, como la presión de grupo, la curiosidad y la soledad, entre otros, hacen que los adolescentes comiencen a tener relaciones sexuales a temprana edad. Pero no hay apuro. Recuérdale a tu hijo adolescente que está bien esperar.

  • ¿Qué sucede si mi novio o novia quiere tener relaciones sexuales, pero yo no quiero? Explícale que nadie debería tener relaciones sexuales por obligación o temor. Toda forma de sexo forzado es una violación, independientemente de que quien se lo pida sea un extraño o no. Hazle comprender a tu hijo o hija adolescente que «no» siempre significa no. Haz hincapié en que el alcohol y las drogas afectan el juicio y reducen las inhibiciones, lo cual provoca situaciones en las que hay más probabilidades de que se produzca una violación.
​En todos los casos es importante que hagas sentir a tu hijo adolescente que lo amas incondicionalmente, elógialo a él o ella por compartir sus sentimientos. Escucha más de lo que hablas.

¿Qué hacer si el adolescente ya comenzó a tener relaciones sexuales?​


Si descubres que tu hijo​ o hija adolescente ya comenzó a tener relaciones sexuales, independientemente de si crees que está listo o no, debes conversar con él. Comunica tus sentimientos de manera abierta y honesta. Recuérdale a tu hijo adolescente que esperas que se tome el sexo y las responsabilidades asociadas con seriedad.

Destaca la importancia de mantener relaciones sexuales seguras y asegúrate de que tu hijo o hija adolescente comprenda cómo obtener y usar anticonceptivos. Podrías hablar sobre cómo mantener una relación sexual exclusiva, no solo como una cuestión de confianza y respeto, sino también para reducir el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual. Además, establece e impone límites razonables, como horarios y normas con respecto a las visitas de amigos del sexo opuesto.

El médico de tu hijo adolescente también puede ayudar. Un control de rutina puede darle a tu hijo adolescente la oportunidad de abordar asuntos relacionados con la actividad sexual y otros comportamientos en un ambiente confiable y de apoyo.

Finalmente:

  • No dejes por miedo o vergüenza que tu hijo o hija se tenga que informar por cualquier otra vía. Sé partícipe de su formación como adultos.
  • ​La educación sexual no equivale a un inicio temprano de la vida sexual, pero sí ayuda a reducir embarazos no deseados en relaciones tempranas.
  • Educación sexual también es educación afectiva y emocional. Que nuestros hijos aprendan a querer y a sentirse queridos.
  • Recuerda que, con tu apoyo, tu hijo adolescente puede convertirse en un adulto sexualmente responsable.

Referencias bibliográficas


Cómo hablar sobre sexo con nuestros hijos adolescentes